Cómo aflojar un tornillo oxidado

Muchas veces queremos reparar o hacer cosas nuevas con algún artículo, pero resulta que sus tornillos están tan oxidados que resulta imposible sacarlos o siquiera aflojarlos. Es una situación muy frustrante, ya que no puedes hacer nada y si lo fuerzas demasiado puedes dañar la pieza o estructura a la que esté unido. Pero hay algunos tips y consejos de cerrajeros Madrid que puedes poner en práctica para hacer que ese tornillo oxidado salga fácilmente sin ningún daño.

Usar refresco de cola

Una de las maneras más sencillas para aflojar un tornillo oxidado es usando un refresco de cola, este se aplica en la zona donde se encuentra el tornillo, debe hacerse varias veces al menos un día, dejando que el material lo absorba por unas 12 horas. Luego puedes intentar sacarlo sin problemas, ya que el refresco de cola tiene un poder de comerse el óxido.

Tornillo Barraquero Din 571 8X80.

Sacar el tornillo con fuerza

Si ya usaste la técnica anterior y sigue sin salir, lo que debes hacer es acomodar muy bien el destornillador y martillarlo con pequeños golpes, esto hará que el material al que está pegado se afloje un poco y por lo tanto el tornillo se despegue.

Usar un desoxidante para sacar el tornillo

Si aun así sigue sin aflojar entonces hay que tomar medidas un poco más drásticas. Debes ir a la ferretería y comprar WD 40, o un producto similar, el cual es un afloja tornillos o removedor de óxido. Coloca un poco sobre el tornillo y deja actuar por al menos media hora, si aún no sale puedes probar aplicando un poco de calor moderado.

Método más agresivo para sacar el tornillo

Cuando ninguno de los casos anteriores funciona entonces es probable que debas recurrir a algo más agresivo, y consiste en remover el material alrededor del tornillo. Esto causa un gran daño pero es la única forma de eliminar definitivamente el tornillo oxidado del lugar. Deberás aplicar calor con un soplete o con una vela por 10 minutos, esto hace que el tornillo se infle y se despegue del material. Si no funciona vuelve a aplicar calor por 10 minutos y luego enfriar inmediatamente con hielo, el cambio de temperatura hace que el metal cambie de forma y pueda salir definitivamente.