Rayitos o reflejos según la forma de tu rostro

Hacerse rayitos o reflejos es una forma simple de iluminar el rostro y destacarlo, y hoy son muchas las mujeres que eligen este método cuando llega el verano, o durante todo el año.

Rayitos o reflejos

Pero claro, siempre es conveniente saber que tipo de rayitos o reflejos van bien con tu tipo de rostro, para sacar al máximo partido a tu cabello.

Rayitos para rostro redondo: realiza los rayitos o reflejos en la parte superior de la cabeza para dar la sensación de que el rostro es más largo de lo que realmente es. En cuanto al corte siempre es conveniente desgrafilar o desflecar los laterales haciendo caer los mechones resultantes sobre las mejillas.

Rayitos para rostro alargado (en exceso): en este caso debes proceder contrariamente al caso anterior, los rayitos o reflejos deben realizarse a los lados y dejas con poca iluminación la parte superior de la cabeza.

Rayitos para rostro en forma de corazón: en este caso se debe tender a llamar la atención sobre la mandíbula, por lo cual realizaremos los rayitos o reflejos a esta altura y dejaremos más oscura la parte superior de la cabeza.

Rayitos para rostro en triángulo invertido: en este caso procederemos contrariamente al caso anterior, realizando los reflejos a la altura de las sienes y la parte superior de la cabeza, para desviar laatención de la mandíbula.

Rayitos para rostro ovalado: en este caso los rayitos o reflejos pueden ser realizados sobre las zonas que prefieras ya que tu rostro es lo más cercano posible a la perfección.

Sigue nuestros consejos y saca el máximo provecho a tus rayitos o reflejos según la forma de tu rostro.

Imagen vía: Beauty in Ten