Archivo de la categoría: Embarazo

¿Cómo estimular al bebé en el útero durante el embarazo?

El vínculo madre – hijo debe iniciar desde que el bebé se encuentra en el vientre de la madre. La estimulación en el útero ayuda a que el bebé empiece desde esa etapa a desarrollar muchísimas capacidades y aptitudes, inclusive ayuda a los niveles de aprendizaje.

Estudios han demostrado que durante el embarazo, el bebé escucha los latidos cardíacos de la madre, la turbulencia de la sangre al pasar por los vasos sanguíneos y los movimientos intestinales, creando en conjunto una especie de sinfonía calmante para el bebé. A esto se debe que al cargar el bebé contra el pecho este siente una gran calma y protección.

Se estima que alrededor de la semana 25 de gestación el bebé se encuentra en la capacidad de escuchar los sonidos provenientes del exterior del cuerpo de su madre. Es por esto que se ha llegado a la conclusión de que el bebé puede oír a su madre a partir de esta etapa. Por ello resulta de muchísima importancia la interacción y estimulación del bebé desde que está desarrollándose en el vientre de la futura mamá.

Con el fin de que crees un vínculo desde temprano con tu bebé, te explicamos cómo puedes estimular al bebé en el útero durante el embarazo:

  • Habla con él: Hablarle al bebé es uno de los métodos más fáciles para estimularlo durante el embarazo, ayudando a desarrollar sus sentidos. A medida que su audición se vaya desarrollando, el bebé empezará a reconocer tu timbre de voz. Háblale de cosas bonitas y felices, de tu amor hacia él y de cuanto esperas conocerle. Además de estimular al bebé, estarás creando un lazo entre ustedes dos que durará toda la vida, e incluso te irás enamorando cada día más de ese angelito que aún no has visto.

 

  • Acaricia tu vientre: Esto puedes realizarlo literalmente en cualquier momento y lugar, pero resulta más especial si le dedicas su tiempo. Tomate un tiempo al día para desnudar tu vientre y con un aceite natura (de coco, almendras, lavanda, etc.) acaricia tu vientre con suaves movimientos y muchísimo amor. Puedes hablarle, cantarle o leerle un cuento mientras realizas las caricias, de este modo estarás estimulándolo mucho más, y haciéndolo sentir muy calmado y relajado.

 

  • Música: Se ha demostrado que la música es uno de los más importantes elementos que influyen en el desarrollo cognitivo y físico del bebé durante el embarazo. Coloca música en un volumen moderado (si está muy alto puede sobre excitar al bebé, estresándolo). Evita los auriculares, simplemente coloca la música para que tu también la disfrutes. Escoge música instrumental o clásica suave como Bach, Vivaldi o Mozart. Dedícale unas horas al día a esta actividad, pero trata de que se convierta en un hábito cotidiano. Múltiples estudios han demostrado, que colocarle música clásica al bebé durante la gestación, ayuda enormemente al desarrollo de sus capacidades cognitivas, comprensión del lenguaje y memoria (una vez que nacen), además de servir como una terapia relajante.

 

  • Estimula su visión: El útero es un lugar bastante oscuro, por lo cual resulta conveniente estimular desde esta etapa la visión del bebé. Acerca una luz tenue a tu vientre o bien puedes tomar el sol con tu vientre desnudo y dirigido hacia la luz (por periodos cortos, y siempre usando protector solar). El bebé al percibir este cambio de luz puede reaccionar moviéndose. Asegúrate de realizar esto si sabes que el bebé se encuentra despierto. La luz que recibe está difuminada, así que no debes temer que se vea lastimado por esta.

 

  • Juega con él: Cuando se mueva o patee, acaricia esa zona de tu vientre o dale un masaje para que estimules su tacto. Estarás estimulando su cognición, sentido del tacto y le harás saber que hay alguien afuera que le está respondiendo.

 

  • Involucra a papá: Tomen turnos para que cada uno le hable por separado. Deja que el papá le hable, le cante o lea una historia en un momento del día, y horas después o antes hazlo tú. Al dividir los momentos de compartir con el bebé le permitirás establecer un vínculo con papá también y diferenciar sus voces.

 

Otros artículos sobre el embarazo:

Consejos para estar a la moda durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer cursa una serie de cambios tanto físicos como emocionales. El cuerpo cambia, y la búsqueda por la comodidad se vuelve primordial. Sin embargo, comodidad no es sinónimo de anticuado, pasado de moda ni inadecuado. Una mujer embarazada puede vestirse a la moda. El embarazo es una etapa de cambios, y uno de esos cambios es el guardarropa, ya que una vez embarazada no es adecuado utilizar la ropa que usabas cuando tu cuerpo era diferente. Durante el primer trimestre, como tu cuerpo probablemente no cambie tanto, puedes utilizar tu vieja ropa siempre y cuando esta sea holgada y funcional, y prescindir de aquellas prendas ajustadas o entalladas. A partir del segundo trimestre es que inician los cambios más notables, y es cuando sin duda tendrás que irte de compras. Sin embargo, el hecho de comprar ropa de maternidad no quiere decir que vas a tener que dejar de lado tu estilo, ni mucho menos que debas dejar de lucir a la moda. Existen prendas holgadas que puedes utilizar incluso sin estar embarazada, y que representan un elemento clave en tu clóset siempre. Por esto, a continuación te explicamos algunos tips para esta a la moda durante el embarazo:

  • Compra ropa que te sirva para todo el embarazo y los meses posteriores.
  • Utiliza pantalones de maternidad o “pre – mamá”.
  • Puedes usar los cómodos, famosos y tan mencionados leggings, pero solamente en combinación con un blusón.
  • Los blusones son ideales para lucir tu barriguita en esta etapa. Opta por diseños estampados que exhiban tu feminidad y combínalos con leggings o jeans prenatales.
  • Los vestidos serán tu prenda preferida durante el embarazo. Son cómodos, frescos y adaptables a muchas ocasiones. Busca vestidos de telas livianas, no ajustados ni pegados al cuerpo, del color que prefieras. Opta por aquellos vestidos envolventes o cruzados, que ayudan a estilizar tu figura haciéndote lucir muy femenina. Actualmente están muy de modas los diseños estampados y floreados, así que no puedes dejar de tener al menos uno en tu clóset.
  • Los maxi vestidos y maxi faldas también son una opción genial para lucir durante el embarazo. Aportan una comodidad increíble y te permiten lucir muy femenina, delicada y hippie. No es necesario que sean de maternidad ya que la mayoría de estas prendas están hechas de telas holgadas y frescas, por lo cual te servirán para usarlos después del embarazo.
  • Utiliza ropa interior cómoda, sostenes sin aros de metal o sujetadores. Opta por ropa interior de algodón.
  • Utiliza camisetas, franelas o blusas de algodón. Que te resulten cómodas y frescas, y que no aprieten tu vientre.
  • Los chalecos, cardigans y sweaters lucen geniales y enmarcan tu figura. Llévalos abiertos para acortar los costados visualmente y demostrar esbeltez.
  • El calzado es de muchísima importancia durante el embarazo. Debes optar por modelos cómodos y funcionales. Si tus pies tienden a hincharse mucho utiliza sandalias o zapatillas abiertas, que bajo ninguna circunstancia te aprieten o incomoden. Evita los tacones altos y zapatos de punta, ya que estos crearan muchísima incomodidad para ti a la hora de estar de pie o caminar mucho.
  • Los accesorios son de muchísima ayuda para estilizar tu cuerpo y ayudarte a lucir muy chic y a la moda. Utiliza collares grandes o bufandas que ayuden a quitar la atención de tu barriguita.
  • Utiliza chaquetas y cinturones para enmarcar tu figura y tu vientre.
  • Para eventos formales puedes utilizar conjuntos de pantalones y camisas con elástica, que enmarquen tu figura haciéndote lucir bastante seria. Puedes optar por los colores que prefieras, pero si deseas estilizar tu figura opta por colores sobrios como gris, negro, beige, blanco y azul marino.
  • Busca usar ropa en capas, con ponchos, chaquetas o abrigos para quitar toda la atención de tu barriguita.
  • Adecúa tu ropa de acuerdo al clima de tu localidad.
  • Cuida los escotes. Durante el embarazo los senos tienden a aumentar de volumen, por lo cual es probable que tallas que antes te lucían muy bien, ahora te aprieten (también aplica para sostenes). Busca blusas o vestidos holgados en esa área para tu comodidad.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

 

¿Tiene problemas para quedar embarazada?

 

¿Me quedaré embarazada cuando quiero? ¿Qué pasa si tengo un problema? ¿Cuándo es el mejor momento para tener hijos? Estas son cuestiones cada vez más frecuentes en el consultorio del ginecólogo, especialmente si la mujer ha pasado o están en sus 30 años.

Esta preocupación no es por nada: en estos días, donde las parejas están retrasando más y más tiempo para tener hijos, los problemas de infertilidad son cada vez más comunes. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que una de cada dos mujeres de 20 y 30 años de edad, tener problemas para quedar embarazada. En parejas donde la mujer tiene entre 30 y 40 años, hasta una de cada ocho mujeres. Después de 40 años, una de cada cuatro parejas casadas es incapaces de tener hijos por medios naturales y requieren tratamientos a mano o las técnicas de fertilización.

Una cosa es cierta: tener la menstruación regular es esencial para que el embarazo ocurra más fácilmente. Las mujeres con problemas menstruales pueden tener más dificultades para quedar embarazada y requieren tratamientos específicos.

Las causas de la infertilidad de una pareja son numerosas y es importante saber que la mujer no siempre es el único responsable del problema. Se sabe que en el 50% de los casos de infertilidad masculina es el factor, es decir, el hombre está teniendo problemas para conseguir mujeres embarazadas.

¿Hay una cierta edad para quedar embarazada?

Biológicamente hablando, el mejor momento para que una mujer quede embarazada es de entre 20 y 30 años. Esta es la edad considerada ideal para tener su primer hijo. A diferencia de los hombres, las mujeres nacen con una cierta acción de los óvulos que se dará a conocer durante los ciclos menstruales más de su vida reproductiva, hasta llegar a la menopausia.

Para cualquier persona que está en este proceso de prueba y está ansioso porque no podía, es bueno saber que todos los meses una pareja tiene, en promedio, 25% de probabilidades de quedar embarazada al tener relaciones sexuales durante el período fértil y este porcentaje no es acumulativo. Después de un año, el 90% de las parejas puede concebir. Por supuesto, esto también depende de otros factores, como la edad de la mujer y la regularidad de los ciclos menstruales. Las posibilidades de quedar embarazada naturalmente disminuyen según avanza la edad de las mujeres, especialmente después de los 35 años.

Pero ¿cuál es el momento adecuado para llamar al médico y saber si hay un problema? De hecho, es difícil saber cuál es el momento adecuado, ya que no es lo mismo para todos. Lo ideal sería que las mujeres vean a un ginecólogo regularmente antes de quedar embarazada, para hacer las pruebas necesarias y la forma de caminar de su salud reproductiva. Una cosa es cierta: tener la menstruación regular es esencial para que el embarazo ocurra más fácilmente. Las mujeres con problemas menstruales pueden tener más dificultades para quedar embarazada y requieren tratamientos específicos.

Actualmente existen varios tratamientos para ayudar a las parejas que no pueden concebir. Así que si usted está pasando por esta situación,  debe buscar un experto para hacer las pruebas necesarias y elegir el tratamiento más adecuado para su caso.

Madres Agobiadas, Hijos Agobiados

Según el diario canadiense National Post, el desarrollo del feto puede verse perjudicado si la gestante vive con altos niveles de tensión nerviosa. Pathik Wadhwa, dela Facultad de Medicina de la Universidad de Kentucky, de Lexington (Kentucky, E.U.A.), señala que el medio uterino “condiciona el crecimiento de la criatura, que puede resultar predispuesta a las enfermedades a consecuencia de las presiones excesivas que sufra la madre”.

El informe indica que es “más probable” que las madres abrumadas “den a luz prematuramente”. Varios investigadores dela Universidad de Clemson (Carolina del Sur, E.U.A.) afirman que “los ejercicios de relajación pueden ayudar a reducir la presión arterial de las embarazadas tensas y favorecer así un ambiente uterino más saludable”.

El cuidado del cordón umbilical

El cordón umbilical es esencial durante el embarazo, es a través de él que el bebé recibe oxígeno y nutrientes necesarios para crecer en el vientre de la madre. Después del nacimiento, se corta el cordón del bebé, siendo aproximadamente de 2 a 4 cm de largo, la madre debe ser especialmente cuidadosa con este cable pequeño.

El cordón umbilical puede guardarse entre 7 y 15 días, durante este tiempo es muy importante tener cuidado con su limpieza. Sobre los cambios de tiempo en color y textura con un color negro que se secan y caen, algunas manos sostienen el muñón del cordón umbilical.

Cuidado del cordón umbilical

Debes limpiar el cordón umbilical con una gasa estéril, de los que se venden en paquetes individuales y empapados de etanol al 70%. Algunos médicos pueden recomendar que sane naturalmente.

Cada vez que cambia el pañal debe tener cuidado ver si el área del ombligo está completamente secado, es importante mantener el área seca. El pañal también debe colocarse de tal manera en cuanto a cubrir esta área, el aire ayuda a sanar y se seca más rápidamente. Hay unos pañales a la venta en la tienda con un recorte para el cambio fácil del pañal.

Debes dejar que lo caen naturalmente, olvidar los remedios de la abuela que dicen poner aleaciones u otros objetos para que no salgan del ombligo, tiene solamente cuidado para mantener el cordón limpio y seco.

Señales de alarma con el cordón umbilical

Ser particularmente cuidadoso si la zona tiene un olor fuerte y podrido, rojo o exudación, estos son importantes signos de infección, si nota algún cambio llamar al médico para informar, que es la mejor persona para informar acerca de qué hacer.

Cómo tratar los calambres en el embarazo

Cuando haces deporte, una de las sensaciones más comunes son los calambres. Los músculos están cansados y esto se asocia a la falta de algunos minerales, que pueden dar lugar a contracciones musculares.

Sin embargo, los calambres no ocurren sólo en esos casos en donde se hacen deportes. También son muy comunes en el embarazo. En este artículo puedes aprender más sobre lo que son, cuáles son sus causas, y cómo tratar los calambres en el embarazo.

Qué son los calambres

Los calambres son contracciones involuntarias de los músculos, causan dolor e incomodidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas contracciones, no importa lo desagradable que sea, no tienen consecuencias para tu salud.

Causas de los calambres en el embarazo

Como se mencionó anteriormente, los calambres aparecen particularmente cuando hace algún deporte más intensamente. Con fatiga muscular, esto comienza a tener contracciones involuntarias.

En el caso de embarazada, a pesar de no hacer deporte intenso, tiene que llevar un peso extra durante todo el día, causando también la fatiga de los músculos.

Los calambres suelen aparecerán en el segundo y en el tercer trimestre.

A pesar de esta ser la causa más común, hay otros que también puede conducir a la aparición de estas contracciones. Fósforo excesivo o insuficiente magnesio, potasio o calcio también puede causar calambres.

Cómo tratar los calambres en el embarazo

Después de tener estas contracciones musculares, hay algunas cosas que puede hacer para aliviar y tratar los calambres del embarazo, a saber: masaje, estiramientos, baño de agua caliente y caminar.

Por lo tanto, si tienes un calambre, masajea el músculo donde te sientas el calambre, estira los músculos de la pierna afectados, toma un baño de agua caliente (o coloque una bolsa de agua caliente sobre la parte afectada por el calambre muscular), o camina un rato, porque alivia la tensión muscular.

Si decides hacer estirar un poco, estirar las piernas y tire de los dedos del pie mientras intentas tocarte con los dedos. Esta medida ayudará a tratar el calambre.

La fuente de alimentación también tiene un papel importante en el tratamiento de los calambres del embarazo.

Como una de las causas es el superávit o déficit de minerales, es importante tener una dieta saludable, baja en refrescos y alimentos salados, fritos y rica en alimentos ricos en calcio, potasio y magnesio, tales como espinaca, avena, cacahuetes, plátano o coco de agua.

Los beneficios de un parto en cuclillas

En este artículo cubriremos el parto en cuclillas: Cómo se hace, cuáles son sus ventajas y sus contraindicaciones. El momento del nacimiento de un hijo es una de las experiencias más importantes que una mujer puede tener a lo largo de su vida. Es una mezcla de dolor y alegría, que marca la salida del bebé del vientre de la madre.

  • La elección del tipo de parto puede influir en cómo la madre se pueda recuperar.
  • Cómo funciona el nacimiento de la postura en cuclillas
  • Parto en cuclillas

El parto en cuclillas se lleva a cabo en la misma forma que el parto natural, pero en vez de la posición normal de embarazada, con las  piernas abiertas y acostada boca arriba, la mujer da a luz con las piernas en otra posición.

Esta posición ayuda a difundir la pelvis, lo que resulta en una mayor relajación de los músculos en esa zona. Por lo tanto, la posición de cuclillas en el parto facilita la salida del bebé.

Ventajas del parto en cuclillas

Como explicamos más arriba, el parto en cuclillas permite que la pelvis se amplié más que en otras posiciones, lo que se traduce en varios beneficios para la madre y el bebé en el parto. Estas son las ventajas del parto en cuclillas.

-Una mayor ampliación de la pelvis, haciendo la salida del bebé;

-El parto es más rápido;

-El parto es menos doloroso;

-Es más efectiva sin tener que hacer tanto uso de la fuerza la madre en el parto;

-Mayor facilidad de movimiento por parte de la madre, ya que no tiene que estar en la cama;

-El parto es menos traumático para el perineo;

-La sangre tiene un flujo mejor a otras formas de parto, que ayuda en las contracciones y el bebé;

 

 

Contraindicaciones del parto en cuclillas

A pesar de este tipo de parto tiene muchas ventas y es uno de los más beneficiosos para la madre y el bebé, no es conveniente para todas las mujeres embarazadas.

Hay situaciones de riesgo relacionadas con la madre y el bebé, donde el parto natural está indicado, como un embarazo riesgoso, un bebé que es demasiado grande, un bebé que no está en la posición correcta para nacer, o cuando la madre es incapaz de lograr la dilatación necesaria para el parto. En estos casos, el nacimiento de cuclillas está contraindicado.

¿El parto en cuclillas: Sí o no?

El parto en cuclillas es una excelente alternativa a otras formas de parto, teniendo varias ventajas importantes. Sin embargo, es esencial que la mujer embarazada este saludable y tenga una forma física que le permita mantener en posición a gatas por algún tiempo y con cierta flexibilidad.

Si selecciona este tipo de parto debes de consultarlo muy bien con tu ginecólogo obstetra.