Mejorar el consumo eléctrico en el hogar

Los hogares son responsables del 16,8 % del consumo energético de España. Está en manos de todos los ciudadanos reducir este consumo, no sólo por el ahorro económico, sino porque tenemos que implicarnos en directamente en la conservación del medio ambiente.

Actualmente existe una legislación que regula el sector de la construcción y que exige medidas de eficiencia energética de las instalaciones térmicas de climatización y de agua caliente.

 

El consumo energético en la vivienda se ve influenciado.

  1.     Por el clima de la zona.
  2.     La calidad de los materiales de construcción.
  3.     La cantidad y calidad de los aparatos eléctricos y cómo se utilizan estos equipos.

 

Buenas prácticas.

Existen una serie de normas y consejos en cuanto a la instalación, que permiten a las viviendas ser más eficientes.

  •     Un hogar bien aislado reduce los costes de calefacción entre un 20% y 40%, a la vez que mantiene la casa más fresca en verano.
  •     Abrir las persianas durante las horas soleadas para aprovechar el calor del Sol. Durante la noche es mejor cerrarlas para que no se pierda el calor interior.
  •     Las cortinas en ventanas evitan pérdidas de calor, aunque éstas no deben cubrir los radiadores.
  •     La instalación de burletes en puertas y ventanas mejora el aislamiento, reducen un 5% la energía consumida. Las dobles ventanas permiten ahorrar hasta un 20% de energía.
  •     Mantener limpias las superficies de los radiadores, ni situar muebles que dificulten la transmisión de calor.

 

 

Para más información visite http://www.gcoi.es