Los mejores ejercicios para perder barriga

ejercicios abdominales¿Qué y cuánto?. Las típicas preguntas sobre el ejercicio son: ¿Qué clase de ejercicio? ¿Cuánto? Eso en realidad depende de lo que uno quiera lograr.

Un atleta olímpico tiene que entrenar muchas horas y con mucho esfuerzo para mantenerse en forma, pero el interés principal de la mayoría pudiera ser perder peso, ponerse en forma, mejorar su salud o, sencillamente, sentirse bien.

En el caso de estas personas, los expertos suelen concordar en que se necesitan de 20 a30 minutos de ejercicio tres veces a la semana para mantenerse en forma. Pero ¿qué clase de ejercicio?

  La buena forma está en función de la capacidad física de la persona, su edad y su resistencia. En cualquier caso, el ejercicio debería elevar el ritmo cardiaco y la respiración durante su ejecución. Eso es lo que se llama comúnmente ejercicio aeróbico.

Correr, andar deprisa, baile aeróbico, saltar a la cuerda, nadar e ir en bicicleta son algunos de los ejercicios de esta índole, cada uno con sus ventajas y desventajas en términos de conveniencia, coste de instalaciones y equipo, riesgo de lesiones, etcétera.

  Otros tipos de ejercicio fortalecen los músculos y dan forma al cuerpo, entre ellos los que se realizan con la ayuda de aparatos y pesas. Estos ejercicios aumentan la fuerza y la resistencia física de la persona y pueden mejorar su porte y apariencia, por lo que son indicados para conseguir un cuerpo en forma.

  ¿Y qué se puede decir de la gimnasia sueca que la mayoría de nosotros recordamos de cuando íbamos a la escuela? Nos hizo mucho bien, sea que lo reconociéramos en aquel tiempo o no.

Estirarse, doblarse y otros movimientos similares sirven para el precalentamiento del cuerpo, saltar y dar patadas aceleran el ritmo cardiaco y las flexiones de brazos y tronco fortalecen los músculos. Una gran ventaja de estos ejercicios a medida que uno se hace mayor es que puede mantenerse ágil y seguir activo por más tiempo.

  Por último, están los deportes recreativos: tenis, frontón, patinaje y muchos otros. La ventaja de estas actividades es que son más divertidas que los ejercicios monótonos y, por lo tanto, pueden ser un incentivo para hacer ejercicio regularmente.

En función del vigor e interés con que uno se dedique a ellos, estos deportes aportarán o no el grado de ejercicio requerido. Sin embargo, contribuyen a tonificar el cuerpo y mejorar su coordinación, flexibilidad y agilidad.

  Con tantas formas de ejercicio para escoger, la clave del éxito radica en seleccionar uno, o una combinación de ellos, con el que usted pueda disfrutar. Esto le ayudará a apegarse a sus intenciones, ya que los estudios muestran que del 60% al 70% de los adultos que empiezan a hacer ejercicios lo dejan al cabo de aproximadamente un mes.

Recuerde, es la regularidad y no la cantidad del ejercicio lo que importa. Si participa en distintos tipos de ejercicio en diferentes momentos, le dará a su cuerpo un desarrollo completo y equilibrado.

  La selección de la actividad también debe depender de su edad y su estado general de salud al empezar. Por supuesto, los que tienen problemas de salud deben consultar a su médico antes de emprender un programa de ejercicios. En cualquier caso, empiece despacio y vaya aumentando poco a poco. Aprenda a practicar bien el ejercicio que haya escogido —no hay escasez de libros e instrucciones sobre este tema— y de ese modo disfrutará y también se beneficiará de sus esfuerzos. Anímate a comenzar con unos ejercicios saludables y fáciles de realizar como lo son los ejercicios abdominales hipopresivos de Low Pressure Fitness