Toxoplasmosis Ocular: síntomas, tratamiento y prevención

Ojos rojizos, sensibilidad a la luz, sensación de neblina flotando y puntos negros son los principales síntomas de la toxoplasmosis ocular. La enfermedad, transmitida por el parásito toxoplasma gonddi, puede quedar atrapado en la retina y causar lesiones recurrentes.
“El parásito de la toxoplasmosis suele alcanzar el tejido nervioso, pudiendo desencadenar una uveítis si no extermina a tiempo. Este caso, el daño puede ser irreversible perdiendo la visión”, dicen los oftalmólogos.

La principal forma de toxoplasmosis ocular también puede ser congénita o manifestarse poco después del nacimiento. “El cuidado prenatal es importante, incluso cuando la madre se infecta durante el embarazo por el consumo de carne cruda o el contacto con las heces fecales de los gatos, lo cual es frecuente.

Los casos más graves tienen implicación de la mácula, que es la porción central de la retina responsable de la visión central y detallada. Desafortunadamente, la ciencia aún no ha desarrollado fármacos que pueden destruir completamente este parásito, que puede seguir a viviendo por muchos años y que requieren un estricto control por parte de médicos y pacientes”.

Según los médico, si se da positivo en la toxoplasmosis no es indicativo de que el paciente sufrirá de la toxoplasmosis ocular, es fundamental que se haga un examen más detallado con dilatación de la pupila y el mapeo de retina.

La prevención de la toxoplasmosis sigue siendo la forma ideal para evitar lesiones en los ojos. “Además de cultivar hábitos de higiene, es importante prestar atención a estos cuatro consejos importantes:
  1. No comas carne poco cocida ni huevos, ya que el parásito es resistente y se puede contaminar con los alimentos que vas a comer;
  2. Los vegetales también deben lavarse cuidadosamente antes de ser consumidos crudos. Preferiblemente, déjelos en remojo en una solución de agua y vinagre durante 15 minutos antes de preparar la receta;
  3. Al manipular alimentos crudos, evita tomarlo directamente con la mano y luego llevarte la mano a la boca o a los ojos. Si es posible, usa guantes al cocinar;
  4. Los gatos requieren atención y cuidado al cuidar la higiene, ya que el parásito habita si el gato esta infectado en las heces de gatos. Esta recomendación también se aplica a cualquier otro animal que tengas en tu casa.

Recientes:

  • el paracito de la citoplasmosis ocular puede seguir vivo