Palas y Mazos

 

La pala es un instrumento muy utilizado por albañil e incluso en la jardinería y agricultura, esta tiene sus orígenes desde la antigüedad por que la utilizaban en jornadas de construcción y agricultura, nos sirve para excavar o mover materiales en pequeñas cantidades, su evolución ha inspirado para crear lo que ahora llamamos retroexcavadoras y cargadoras que son máquinas mucho más grandes que sirven para trabajos muchos más grandes y de más proporción como el movimiento de tierra para construcciones urbanas como edificios.

La pala está compuesta por una pequeña superficie plana y ligeramente curvada en los bordes, su diseño lo hace exclusivo para poder cavar en tierra y poder recoger material; y de un mango de madera o metal el cual nos permite sujetarla para poder hacer las diferentes tareas en la construcción.

En el mercado tenemos varios tipos de palas: como las de zapa que son de punta cuadrada y su superficie es más estrecha y su uso es para retirar el césped, hacer bordes y transportar materiales; las de punta redonda, estas se utilizan para cavar su diseño hace que sea de mucha facilidad el manejo de esta tarea. El mazo, o también conocido como mazas es una herramienta manual que la utilizan para golpear se asemeja al martillo pero en gran tamaño; existen varios tipos de mazos como son los fabricados en madera, plástico y acero.

Su uso es exclusivo para golpear y percutir directamente la superficie deseada. Los mazos de madera son de uso exclusivo para carpintería, los de plástico se los utiliza en la industria alimenticia, y los de metal que son propios para las tareas duras de la construcción. Los tenemos de distintos tamaños acordes para cada necesidad en la labores de albañilería.