El traje correcto para cada ocasión

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Es por ello que la higiene personal y el vestuario son de vital importancia, y por ende vestirse de manera adecuada para cada ocasión.

Los atuendos que usamos para asistir a un evento deportivo, a un cóctel, a una cena de negocios o a una boda son totalmente diferentes, pues al ser la ropa un medio de expresión, necesitamos transmitir el mensaje adecuado. Aprende las diferencias básicas con nosotros.

Existen ocasiones solemnes en las que se hace necesaria una etiqueta rigurosa a la hora de escoger nuestro atuendo. Normalmente, en las invitaciones a este tipo de celebraciones se especifica el código de vestimenta: Traje formal o Black Tie significa que las mujeres deben usar vestidos largos de fiesta o de cóctel, mientras que los hombres deben usar tuxedos o trajes completos. Si la invitación dice Ultra-formal o White Tie, los atuendos deben ser muchísimo más cuidados: trajes elegantes, largos para las mujeres; frac, esmoquin o levita para los caballeros. Ejemplos de este tipo de eventos son las cenas formales, las bodas y otros eventos oficiales.

Para ocasiones semi formales (normalmente estos eventos suelen estar pautados en las tardes, más o menos de 5 a 6 PM), las mujeres disponemos de una amplia variedad de opciones: desde trajes de dos piezas, vestidos cortos y de largo medio, tipo cocktail; mientras que los hombres pueden optar por un traje completo sin corbata o alguna combinación más trendy. Un ejemplo de estos eventos son cocteles, veladas, reuniones de negocios, entre otros.

Eventos deportivos, reuniones diurnas, almuerzos y reuniones con amistades ameritan un atuendo casual. En este rubro las opciones son casi ilimitadas, y dependerá de ti y de la ocasión escoger la ropa adecuada. Camisetas, vestidos y hasta jeans pueden ser adecuados, pero siempre con buen gusto y personalidad. Recordemos que la ropa es una suerte de lenguaje y que transmite nuestra personalidad.

Fuente: Party definitions.