Masajes faciales relajantes

El rostro es uno de los órganos más expresivos. Muchas de nosotras solemos ceñir el entrecejo, o mantenernos muy serias a causa del estrés.

Te traemos un conjunto de masajes que pueden ayudarte a relajar el rostro y mantenerte fresca y lozana.

Mantén todos los movimientos por 2 minutos:

  1. Comienza por hacer movimientos en forma ascendente en el cuello con la palma de la mano.
  2. Con los dedos índice, medio y anular, realiza una pequeña presión descendiendo desde la parte alta del centro de la frente hacia el hueso de la cejas. Sostente con los dedos pulgares cerca de las orejas.
  3. Con el dedo medio, colócalos a cada lado de las fosas nasales y realiza movimientos ascendentes hacia el ojo.
  4. Con los dedos medio y anular, realiza movimientos circulares, en la parte superior donde finaliza el hueso de las cejas.
  5. Igualmente que el ejercicio anterior, pero ahora aplica los movimientos circulares en el hueso de la barbilla, a cada extremo de la boca.
  6. Aplica pequeños pellizcos a lo largo de toda la barbilla.
  7. Genera presión con los dedos índice y medio en el área de los pómulos.
  8. Realiza movimientos circulares, un poco mas arriba de las comisuras externas de los labios.
  9. finaliza por dar pequeños pellizcos en las orejas.

Vía imágenes: barenakedbeauty.com.au


Bloqueador solar para el rostro

Sabemos los riesgos que tiene la exposición al sol por largos periodos de tiempo, aun cuando vamos diariamente al trabajo, nuestra cara se ve expuesta a los rayos UV que son los mas dañinos para la piel.

Realiza este bloqueador solar casero, para llevarlo siempre en la cartera, y aplícatelo antes del maquillaje para mantener la piel de tu rostro protegida.

Ingredientes:

  • 1 cda. de oxido de zinc.
  • 1 ½ cdta. de aceite de sésamo light.
  • 1 cda. de agua de rosas.
  • 1 frasco de vidrio, con tapa hermética.

Preparación:

Calienta en una cacerola a baño de maría el oxido de zinc con el aceite de sésamo, hasta que se integren totalmente. Una vez que haya tomado temperatura y sin dejar hervir, retira del fuego y añade inmediatamente y de a poco el agua de rosas hasta obtener una mezcla totalmente homogénea.

Deja enfriar la preparación y luego vierte en el frasco de vidrio, tapadlo.

Tiene una duración de 10 días conservándolo en la nevera.

Vía imagen: daisygreenmagazine.co.uk

Pedicure de lujo

Otras veces te hemos presentado tratamientos para el cuidado de tus pies, pero hoy te traemos una belleza de pedicure que te querrás aplicar cuando utilices unas lindas sandalias o vayas de paseo a la playa.

Para obtener esta pedicure debes tener los siguientes materiales:

  • Pintura de uñas blanco nácar.
  • Pintura de uñas blanco y rosado.
  • Pintura brillante dorada.
  • Brillantes adhesivos para uñas en tamaños grandes y pequeños.
  • Palitos de naranja.
  • Acetona e hisopos (cotonitos)

Procedimiento:

Realiza la limpieza de tus uñas de forma siguiendo el proceso habitual. Procura limarlas cuadradas y del mismo tamaño aproximado.

Aplica una capa de pintura nácar como base en todas las uñas. Deja secar.

Con mucho cuidado, traza una línea blanca en el extremo exterior de la uña para realizar una pedicure francesa. Procura mojar la brocha solo con la cantidad necesaria de pintura y verás que es más fácil al momento de aplicar. Deja secar.

Luego, con la pintura rosada, comienza desde uno de los extremos de la línea blanca haciendo un movimiento de forma ascendente para que quede una línea transversal. Deja secar.

Con un palito de naranja, en su parte más delgada aplica justo debajo de la línea blanca, una línea utilizando la pintura brillante dorada. Deja secar.

En el extremo de la uña, aplica los brillantes adhesivos comenzando por el mas pequeño que hace el centro de la flor, y aplicando alrededor el resto.

Elimina con los hisopos los restos de pintura alrededor de los dedos, y tu pedicure estará lista.

Vía imagen: oceasia.com.au

Logra un estilo de vampiresa actual

Los vampiros han vuelto en gloria y majestad, y ahora que Halloween está a la vuelta de la esquina es tu oportunidad de demostrar tu fanatismo y lucir un simple disfraz de vampiresa urbana con algunos de nuestros consejos.

Parece que los descendientes de Drácula se decidieron a llenar nuestras vidas. Y es que el cine y la televisión, acompañados del mundo de la literatura han sacado a relucir nuevos estándares de lo que concebíamos como el clásico vampiro, aunque también ha revivido a los que lucen un estilo muy romántico.

Pero si te declaraste una vampiresa urbana para estas fiestas, entonces no dejes pasar estos consejos:

  • El vestuario es muy sencillo: si bien puede estar compuesto por un jean un poco desgastado y ajustado, y una camisa a cuadrillé de colores como negro y rojo o violeta y rojo, también puedes optar por la tendencia del todo negro, utilizando chaquetas de cuero, y pantalones o calzas brillantes.
  • El peinado es  fundamental: los cortes en capas son el ideal para este tipo de estilo, aunque pueden ser adornados con algunos rizos, es importante que estos luzcan sumamente naturales para que no pierdan el encanto del nuevo “vampirismo”.
  • El maquillaje: si bien es suave y delicado, el uso de una base muy pálida y el uso de colores claros será la clave, los labios en un rojo mate que vaya más hacia los tonos cerezas te ayudarán a demostrar que eres una vampiresa actual. No pueden faltarte los lentes de contacto en color ámbar o rojo, según tu índice de maldad.

Vía imagen: coffincafe.com,everyjoe.com,twifans.com,musiicadetodogeneroo.blogspot.com,forum.sistersapps.com

Un delicioso coctel de frutas para compartir

Como siempre te traemos una receta para compartir con amigas en esas ocasiones especiales en las que los chismes y las últimas noticias son para compartir en grupo y disfrutar con un trago delicioso.

Para realizar este coctel de frutas necesitas los siguientes ingredientes:

  • 500 ml de Midori (licor de melón)
  • 750 ml de vino espumoso.
  • 1 litro de jugo de piña sin azúcar.
  • 2 tazas de frutas frescas picadas en cubitos.
  • 5 fresas.
  • 5 cucharadas de hielo.

Mezcla todos los ingredientes en un tazón, añade las frutas y el hielo y mezcla, sirve en una bonita jarra de vidrio y en vasos cortos. Siempre muy frío.

Es una bebida refrescante ideal para acompañar con aperitivos ligeros.

Vía: shesaid.com.au