Belleza y vitalidad gracias a la Ozonoterapia

terapiaEl ozono combate el estrés y retarda el envejecimiento y si la combinamos con el agua, resulta una terapia doblemente eficaz. Sepa cuáles son las propiedes de este aliado de la belleza y contrincante de las arrugas.

El ozono es un gas, formado por tres átomos de oxígeno, que se encuentra de forma natural en las capas altas de la atmósfera, formando un escudo que nos protege de las nocivas radiaciones ultravioletas del sol. Sin embargo, ésta no es su única virtud.

Desde que fue descubierto hace más de 150 años, se advirtió que el ozono tenía grandes propiedades bactericidas y medicinales para la piel y el organismo en general. Hoy, un siglo y medio después, diversos estudios científicos alrededor del mundo comprueban su eficacia y lo aplican en tratamientos médicos incluso en la estética con resultados realmente maravillosos.

Para aprovechar los beneficios de este gas natural, existen varios tipos de aplicación de acuerdo al tipo de enfermedad a tratar. Pero entre todas destaca una que mezcla la técnica del hidromasaje con el aire ozonizado formando una dupla sanadora.

Este sistema consiste en sumergirse en una bañera, a modo de jacuzzi, donde se filtra cantidades limitadas de ozono a través de una malla con 600 salidas de burbujas de aire ozonizado, que a una velocidad determinada realiza unos masajes por todo el cuerpo.

Esta terapia permite una mejor absorción del ozono al organismo puesto que a través de la vascularización superficial producida por los golpes de las burbujas, simulando el efecto de un masaje, logra que el ozono penetre por los poros, del mismo modo en que actúan las cremas, las pomadas y los aceites en la piel.

En suma, este baño revitalizador te ayuda a ejercitar el cuerpo sin demandar esfuerzo gracias a las centenares de burbujas que se inyectan al agua, logrando estimular las células y tejidos, donde fácilmente ingresa el ozono para darles energía y activar el proceso celular. Esta técnica es ideal sobretodo en pacientes postoperatorios para hacer más rápida su recuperación.

Se sabe también que es muy eficaz para el problema de la celulitis porque estos masajes acuáticos ayudan a movilizar la grasa acumulada en zonas como cartucheras o glúteos, mientras el ozono actúa como un potente reductor de la grasa.

Beneficios terapéuticos 
Efectivamente, el ozono es un bactericida y fungicida natural porque mata a los gérmenes , virus, hongos y destruye a todo tipo de microorganismo como las amebas, micosis, cándidas, responsable de innumerables infecciones y el deterioro de la salud. Actualmente, varios países europeos utilizan el ozono para potabilizar el agua de consumo humano por considerarla una alternativa sana frente al cloro.

Otra de las grandes propiedades del ozono es su efecto antioxidante que gracias a su formación de peróxidos ayuda a revitalizar las células del cuerpo en su nivel más profundo. Es decir, que mientras otros antioxidantes como la vitamina E, C y A trabajan a un nivel extracelular, neutralizando los óxidos y radicales libres que se encuentran en el torrente sanguíneo, el ozono trabaja penetrando en la célula misma, donde es el centro de operaciones de todo el organismo. De esta forma, nuestras células logran ser estimuladas para revitalizar , por ejemplo, los tejidos de la piel y así lucir una piel más tersa y joven. Y como el ozono es un gas inestable suele descomponerse formando oxígeno puro lo que ayuda a una mejor respiración celular, lo que evita que nuestras defensas contra la oxidación sufra desequilibrios que genere un estrés oxidativo. De esta forma, nuestro organismo funcionará mejor y será más saludable.

En países como Cuba se ha comprobado que aquellas personas que son tratados con este sistema de ozono requieren menos dosis de anestésicos que otros pacientes que sólo toman medicamentos. Entre otras ventajas, el ozono también es muy utilizado para tratar los casos de acné, estrías, cicatrices y en tratamientos capilares para frenar procesos de alopecia así como otros problemas del cuero cabelludo.

Además, la ozonoterapia se recomienda en casos de depresión, fatiga o stress, alcanzando un auténtico bienestar que bien podríamos definir como una fuente de salud.

Si bien el ozono es un excelente estabilizador de muchas enfermedades, este mismo gas no crea superdotados. Por lo tanto su función es ser un gran coadyuvante de una serie de enfermedades para ofrecer una mejor calidad de vida a la raza humana.