Vie. Oct 22nd, 2021

 

 

poda de palmeras

Las palmeras son uno de los tipos de planta más éxito en los últimos años, especialmente para interior, aunque donde más luce es sin duda en un jardín, donde pueden crecer y alcanzar su máximo esplendor. Recibiendo los cuidados adecuados pueden desarrollarse de manera óptima en un jardín, llegando a superar los 35 metros en las especies de mayor altura, aunque si no tienes un jardín puedes comprar cualquier especie apta para vivienda.

Antes de elegir una palmera debes asegurarte de la altura que va a alcanzar, así como el número de brazos que tendrá, años de vida y la clase de cuidados que precisan como el abono y la poda. En las de interior lo más importante es saber cómo debes regarlas, además de cuándo es el momento adecuado para cambiarlas de recipiente. En cuanto a los cuidados, la poda es uno de los más importantes. Cada palmera se debe tratar y cuidar de manera individual, podando únicamente cuando hay peligro de que se desprendan las hojas secas, lo que suele suceder cada tres o cuatro años.

Las épocas para podar una palmera son la primavera y el verano. En este proceso se eliminaran las hojas muertas, las que causan molestias, pero no quites más, ya que son vitales para la alimentación de las palmeras y contribuyen a que el tronco se conserve en su mejor estado. Con el resto de cuidados, debes saber cuándo regarlas y abonarlas, ya que es algo que cambia según la especie.

Necesitan estar ubicadas en lugares soleados y no muy alejados de otras plantas. La humedad no es uno de los factores ideales para las palmeras y en climas fríos es conveniente colocar un tejido aislante para combatir los efectos de las bajas temperaturas. En verano es necesario regarlas una vez a la semana y en invierno cada diez días.

 

Vía: http://floragua-jardineria.es/

Por Atomico