Cigarrillos, Mujeres y Bebés.

mujeres con cigarrilloTambién existe una creciente preocupación por el efecto adverso que el tabaco produce en los niños. “El que una madre fume —advierte el folleto Facts and Figures on Smoking (Hechos y cifras sobre el fumar)— tiene un efecto directo en retardar el crecimiento del feto, y a largo plazo puede afectar adversamente el crecimiento, el desarrollo intelectual y el comportamiento del niño.”

Las mujeres embarazadas que fuman introducen grandes cantidades de sustancias perjudiciales en la corriente sanguínea del hijo que está en su vientre. Los cálculos varían, pero hay quienes afirman que al nacer, los bebés de estas madres pesan, como promedio,200 gramos menos que los de las que no fuman.

Un estudio llevado a cabo en Dinamarca indica que el fumar cigarrillos también puede perjudicar la capacidad de amamantar de una mujer. “Es probable que la nicotina sea la causa —dicen los investigadores daneses— de que las fumadoras empedernidas tengan niveles inferiores de prolactina, una hormona que estimula la producción de leche.”

Resulta irónico, sin embargo, que hoy día más mujeres estén fumando, y que fumen más cigarrillos que nunca antes. Como resultado, el folleto Facts and Figures on Smoking dice que en Estados Unidos, el cáncer de pulmón ha sobrepasado al de mama y se ha convertido en el tipo de cáncer que causa la muerte de más mujeres. Tan solo en 1985 reclamó la vida de unas cuarenta mil mujeres.