Como tratar a un Niño Hiperactivo

hiperactividadEl problema de la hiperactividad por regla general suscita controversias y confusión; el vocablo significa “actividad mayor de lo normal”. La dificultad estriba en saber qué es lo “normal”. El nivel de actividad de un niño de 3 años es mucho más alto que el del adulto medio de 40 años, pero ¿se puede considerar hiperactividad?

Los niveles de actividad de los niños varían según su edad, si se hallan en un nuevo ambiente o si están excitados. Además, la actividad considerada normal durante el recreo es anormal en el aula o en el comedor.

El término hiperactividad sólo se puede emplear en el contexto de la edad del niño y de la situación específica; se refiere únicamente a la actividad del niño en relación con la de otros niños de la misma edad y en igualdad de circunstancias.

La hiperactividad es un síntoma, no una enfermedad. Se observa en la mayoría de los niños normales (especialmente de2 a4 años de edad); en los niños mayores con inteligencia superior a la normal y curiosos por naturaleza; en los niños que responden así a un problema en la escuela, en el hogar o con sus hermanos o amigos; en los niños incapaces de adaptarse a las distintas normas de conducta impuestas en la escuela y en el hogar; en niños que no hablan el idioma del país en que viven y no asisten a una escuela bilingüe; en niños con problemas auditivos, reacciones medicamentosas o trastornos visuales.

Las causas médicas de la hiperactividad incluyen las enfermedades con ataques, el retraso mental, el hipertiroidismo y los trastornos psiquiátricos. Muy a menudo los maestros son los primeros en percatarse de la hiperactividad de un niño. La base de la conducta hiperactiva en la escuela puede ser algún problema de aprendizaje.

Si el niño no tiene la capacidad para comprender lo que ocurre en el aula, su reacción suele ser primero el aburrimiento y finalmente la hiperactividad. Si hay una discrepancia entre la conducta del niño en la escuela y en el hogar, debe sospecharse la presencia de un problema de aprendizaje.

Por último, existe un reducido grupo de niños a quienes se ha aplicado el término hiperactivo para designar un síndrome. En la terminología médica, el síndrome es un conjunto de síntomas que ocurren a la vez y cuya causa se desconoce.

El síndrome de hiperactividad, a veces denominado disfunción cerebral mínima, consiste en una actividad sumamente intensificada, fácil distraimiento, amplias variaciones de humor de un momento a otro, episodios explosivos y frecuentemente problemas de aprendizaje. Algunos de estos niños pueden tener movimientos torpes, con gran dificultad para dominar los movimientos finos.

No se conoce la causa subyacente de este síndrome. Se han sugerido muchas, desde los genes hasta reacciones a los colorantes empleados en los alimentos, pasando por el traumatismo del nacimiento. Probablemente podrían encontrarse varias causas.

Pueden producir hiperactividad diversos fármacos de uso común, entre otros. Dimetapp, Actifed, Sudafed, Triaminic y muchos otros descongestivos y antihistamínicos.