Divorcios

Los divorcios, suelen ser un tema bastante desagradable, un tema bastante difícil de tratar, ya que no siempre se acaba como uno quiere, y en la mayoría de los casos, se suele acabar en juicios y demás, pero no solo eso, sino que los divorcios, además de romper una pareja, también tienen efectos secundarios que pueden afectar a muchos e incluso a todos los miembros de la familia, en especial a los hijos, por ello a continuación te vamos a explicar algunas facetas para que veas los estragos que puede causar un divorcio.

En primer lugar, unos padres que están divorciados, pueden hacer sufrir a los hijos, e incluso producirles algún tipo de problema mental, dejando secuelas para el niño o niña. También aparecen los cambios de humor, ya que un niño que antes era de lo más normal, puede volverse agresivo e incluso verse una bajada enorme en su rendimiento académico.

Un divorcio, no solo provoca daños en la ex pareja, sino que también tiene daños colaterales, unos daños que según los estudios pueden reducir hasta 1 año, la vida escolar de los hijos que lo sufren por culpa de los padres.

Además, la ruptura familiar también se ve afectada,  no obstante existen varios especialistas que pueden tratar estos problemas y poder minimizar el daño causado. Cabe decir, que los hijos que se han encontrado bastante unidos durante su etapa infantil, y no tan infantil, con los padres, tienden a sufrir más cuando se dan situaciones como la del divorcio, y pueden llegar a pensar e incluso en ideas suicidas.

Los padres cuando se separan, la gran mayoría solo piensa en ellos, pero a veces no se piensa en los niños, y eso es un grave error, ya que los que peor parte se suelen llevar son ellos.