Mié. Sep 22nd, 2021

Una alimentación equilibrada debe con­tener grasas, pero siempre en la propor­ción adecuada. Hay grasas buenas y grasas peligrosas. El exceso de grasas peligrosas no es sano para el organismo y puede dañar la sa­lud. Los trastornos que el exceso de co­lesterol y otras grasas causan tienen, ge­neralmente, acil remedio: la prevención.
El colesterol y otras grasas son sustan­cias con una gran cantidad de poder energético y, por tanto, constituyen la principal fuente” de reservas energéticas del cuerpo. Las grasas se depositan ge­neralmente debajo de la piel y encima de los músculos, sirviendo de capa ais­lante que actúa como un abrigo. Las grasas corporales y las que circulan por la sangre tienen dos orígenes: unas pro­ceden de los alimentos y otras son fa­bricadas por el propio organismo.
Las diferentes ciases de grasas
Además de la distinción, por su origen, entre grasas animales y grasas vegetales, existen diferentes tipos de grasas que se distinguen por su estructura molecular: el colesterol, los triglicéridos y las upo proteínas de baja densidad (LDL), muy baja densidad (VLDL) y alta densidad (HDL). El exceso de colesterol, triglicé­ridos,VLDL y LD.L se considera perju­dicial e incluso peligroso para la salud porque aumentan el riesgo de infarto; por el contrario, el exceso de HDL es beneficioso y de efectos protectores contra el infarto de miocardio.
Las causas del exceso de grasa en la sangre
El aumento de colesterol es debido a varios factores: una alimentación rica en grasas de origen animal; la cirrosis, una enfermedad del hígado que impide que actúe como metaboliza.dor de las grasas; una diabetes mal llevada, con elevación del azúcar en la sangre; un hipotiroidis­mo, o bajo y débil funcionamiento de la glándula tiroides; un exceso de hor­monas producidas por la hipófisis; la in­suficiencia renal; y, sobre todo, la heren­cia, pues es sabido que muchas de las enfermedades que cursan con un au­mento de las grasas en la sangre son al­teraciones metabólicas que se transmi­ten de padres a hijos.
El aumento de triglicéridos puede ser debido a un exceso de calorías en la die­ta, al abuso del alcohol, al uso de medi­camentos o fármacos que contienen es­trógenos (corno, por ejemplo, la píldora anticonceptiva) y a otras causas mencio­nadas antes (diabetes mal llevada, etc.).
El tratamiento del exceso de grasa
El principal remedio para el exceso de grasa en la sangre es la alimentación sana, pobre en grasas animales, rica en fibra con los aceites vegetales, especial­mente el de oliva, como fuente de grasas. Se dice también que beber una cantidad discreta de alcohol al día (un vaso o dos de vino de buena calidad) puede elevar el HDL (la grasa favora­ble) y reducir el LDL (la grasa peligro­sa, si bien beber cantidades superiores de alcohol puede tener el efecto opuesto.
El mejor tratamiento para las personas que tienen el colesterol elevado es reducir la obesidad, dejar de fumar, ha­cer ejercicio y llevar una alimentación sana. Existen también medicamentos que reducen la concentración de grasas en la sangre, pero hay que tener en cuenta que, como todos, tienen efectos secundarios, y siempre es mejor evitar las medicinas si se puede conseguir el mis­mo o mejor efecto cambiando a unos há­bitos de vida más sanos.

Por Atomico