El Gargarismo

Solución líquida que se emplea para aclarar la garganta, la faringe y la nasofaringe, y se mantiene en el lugar de aplicación por una corriente de aire procedente de los pulmones.

Como accidentalmente puede tragarse parte del líquido, nunca deberán emplearse para hacer gárgaras sustancias que puedan perjudicar internamente.

Si la inflamación es tan seria que las gárgaras producen dolor, puede mantenerse el líquido en la garganta durante unos minutos, hacer que la toque simplemente o rociarse con un atomizador. En las irritaciones ligeras produce a menudo buen efecto un poco de sal o bicarbonato sódico disueltos en agua caliente.