El Honoro

articulacionUna articulación de tipo cabeza y concavidad, construida de huesos mantenidos en posición por músculos, tendones y ligamentos poderosos. Debido a su estructura de carácter único puede ejercer mayor cantidad de movimientos que cualquier otra articulación del organismo. Sin embargo, el hombro no se encuentra soportado desde abajo y por lo tanto está sujeto a dislocación en esta dirección.

La articulación del hombro es fácilmente dañada y puede volverse inmovilizada y dolorida por gran número de causas. Cuando esto ocurre la persona generalmente debe dejar de realizar cualquier clase de actividad durante un tiempo ya que más movimientos intensificarán el daño.

Frecuentemente un tendón desgarrado podrá causar dolor y endurecimiento de la articulación. El tendón puede ser desgarrado como resultado de una dislocación, caída, o tensión. La infección de las bursas o sacos en la región del hombro puede producir una inflamación que inhiba el movimiento del hombro.

La fractura de cualquiera de los huesos del hombro requiere tratamiento quirúrgico. La dislocación requiere reemplazamiento de los huesos en su lugar e inmovilización por medio de vendaje o por colocación del hombro en un molde de yeso. La inmovilización es también esencial en caso de dolor intenso debido a dislocación, a infección severa, o a ligamentos desgarrados, y generalmente es expediente el colocar el brazo en un cabestrillo que permita soportar el brazo junto al cuerpo.

En la mayoría de los casos este es todo el tratamiento requerido. En otros casos una tablilla y molde de yeso para mantener el brazo levantado y separado del cuerpo en la posición llamada abductora puede también ser aconsejable.

Luego del quitado de las tablillas y molde de yeso, el calor, masaje y ejercicio ayudarán a prevenir la pérdida de la función del brazo y restaurarán la movilidad. La dislocación recurrente del hombro es bastante común especialmente entre los atletas, y la cirugía es prácticamente el único tratamiento conclusivo para esta condición. Subsecuentemente el hombro debe ser colocado en un molde de yeso y cuando éste es quitado se deben realizar una serie de ejercicios apropiados para restaurar la función normal.

El “hombro congelado” es un desorden que ataca las bursas y el tejido tendinoso, y produce extremado dolor y endurecimiento. El descanso es de la mayor significación y la aplicación de calor es a menudo de gran ayuda.

Cuando el calcio se encuentra depositado en el área, puede inyectarse hidrocortisona o drogas similares. El ejercicio suave y calor ayudan a restaurar la función normal y en algunos casos se requiere seguir este tratamiento por largo tiempo.