Formas de prevenir accidentes

La gran mayoría de las personas, ignoran los múltiples peligros a la que están expuestos diariamente, desde el momento de levantarse hasta volverse a acostar, es por eso que ocurren accidentes.

Las personas adquieren un manual de primeros auxilios, después de que les ha ocurrido un accidente, recién comprenden la importancia de prevenir los accidentes y de saber cómo actuar en situaciones de emergencia.

Como por ejemplo: una persona que no está acostumbrada a subir o bajar los escalones, puede ocurrirle que resbale y se tuerca el pie, lo primero que hace es pisar fuertemente, complicando la torcedura, produciéndose una fractura. En los deportistas, frecuentemente se confunde una dislocados, con una fractura, o viceversa.

La mayoría de accidentes, lo sufren los niños y los ancianos, los primeros porque son muy irresponsables y los segundos por que presentan achaques propios de su edad y generalmente las personas no le toman importancia.

En los niños, las nociones de primeros auxilios deben dárseles desde los primeros años en las escuelas, a manera de juegos, en publicaciones como: revistas, folletos, chistes. En los programas de televisión, en los cines y otros medios de comunicación.

En los adultos, las nociones de primeros auxilios deben de dárseles, como un complemento de todo “Programa de Seguridad”, mediante: charlas, conferencias, películas. Los adultos, piensan que a ellos jamás le van a ocurrir un accidente y que se pan a ver en apuros.

Los accidentes podrían ser leves y no pasar de ser un gran susto, pero si no le damos la importancia necesaria podría dejarnos lesiones graves e irreversibles como alguna discapacidad permanente o incluso causarnos una desgracia como la muerte.

Nosotros somos los únicos responsables de nuestra seguridad y la de nuestra familia, tratemos en lo posible capacitarnos en prevención de accidentes y primeros auxilios.