La Higiene

limpiezaCiencia que se ocupa de las normas de salud, tanto pública como privada, y de los métodos para conseguir una buena salud siguiendo dichas nos mas. La persona que desea disfrutar de buena salud deberá observar los siguientes principios higiénicos generales. El aire puro es importante, hay que procurar tener bien ventiladas las habitaciones y permanecer al aire libre el tiempo adecuado.

Conviene evitar el exceso de peso o la falta del mismo con una dieta bien equilibrada que abarque los alimentos apropiados. También conviene comer despacio, masticando bien, y beber de seis a ocho vasos de agua al día. Es necesaria la evacuación diaria y regular para desembarazar al cuerpo de los productos de desecho. Tanto el aspecto como la salud mejoran con una postura correcta.

La actitud mental es un aspecto importante de la higiene. Como ayuda eficaz para la salud, ninguna droga ni medicina puede reemplazar del todo a una actitud tranquila frente a la vida.

La limpieza es el primer paso y el más esencial para conservar la salud. Deberá prestarse atención inmediata a toda clase de cortaduras, arañazos y magulladuras para evitar infecciones y otras complicaciones. La buena higiene personal exige que se preste atención especial a ciertas partes del cuerpo. Deben mantenerse limpias y bien cuidadas las manos y las uñas.

Conviene limpiarse los dientes con un dentífrico apropiado dos veces al día por lo menos. Las personas que usen dentadura postiza tal vez encuentren conveniente limpiar su dentadura después de cada comida.

No se recomiendan mucho las gárgaras y enjuagatorios medicamentosos. Deberán limpiarse los oídos introduciendo en ellos suavemente agua tibia con una jeringa, teniendo cuidado de no dirigir la fuerza del chorro contra el tímpano; no deberá utilizarse nunca ningún objeto duro o puntiagudo que pueda averiar el tímpano. Límpiese el interior de la nariz con un pañuelo o una tela suave.

Los ojos raras veces necesitan que se les aplique soluciones, pues se ajustan y lubrican por sí solos. Aparte de la limpieza rutinaria, cualquier estado de los oídos, la nariz o los ojos que requiera tratamiento especial deberá ser atendido por un médico. Se recomienda efectuar un reconocimiento médico una vez al año y una revisión de la dentadura cada seis meses.

Las medidas higiénicas de orden colectivo, como evacuación de aguas residuales, depuración de aguas potables y exterminio masivo de insectos, están por lo general en manos de las autoridades públicas. Sin embargo, para que las medidas higiénicas sean totalmente eficaces, deben ser elaboradas y llevadas a cabo con la colaboración de cada miembro de la comunidad.