La Rubéola (Sarampión alemán)

la rubeolaCómo reconocer la rubéola:

Antes de la erupción. Puede haber unos días de cierta fatiga. Los ganglios linfáticos en la nuca pueden estar inflamados y sensibles.

Erupción. Aparece inicialmente en la cara, como manchas planas y ligeramente elevadas.

Se extiende rápidamente al tronco y las extremidades. Las manchas tenues tienden a fusionarse en amplias placas.

La erupción de la rubéola es sumamente variable y aun a los médicos y a los padres de familia más experimentados les resulta difícil reconocerla. A menudo, no se observa ninguna erupción.

Fiebre. La temperatura rara vez pasa de 38.5° C y, por lo regular, cede en menos de 2 días.

Aproximadamente entre el diez y el quince por ciento de los niños mayores y adolescentes padecen dolores articulares. Por regla general comienzan al tercer día de la enfermedad.

La rubéola es una infección viral benigna menos contagiosa que el sarampión o la varicela. Generalmente se transmite en diminutas gotas expulsadas desde la boca o la garganta. El periodo de incubación es de12 a21 días, 0 16 días como promedio. Las preguntas específicas en el diagrama se refieren a las posibles complicaciones que son muy infrecuentes.

La principal preocupación que acompaña a la rubéola es el riesgo de una infección prenatal. Si una mujer contrae rubéola durante el primer mes del embarazo, hay un cincuenta por ciento de probabilidad de que el niño nazca con una anormalidad como cataratas, cardiopatía, sordera o deficiencia mental.

Si se contrae al tercer mes del embarazo, el riesgo disminuye en un diez por ciento, y sigue en descenso conforme madura la gestación. Debido al problema de defectos congénitos, se ha elaborado una vacuna contra la rubéola.

Tratamiento casero

Generalmente no hace falta ningún tratamiento. En algunos casos la fiebre requiere de la administración de aspirina o acetaminofén. Por lo regular no se impone el aislamiento del enfermo. Debe evitarse que se exponga al niño cualquier mujer que pudiera estar embarazada.

De surgir una duda al respecto, la mujer embarazada deberá discutir el riesgo con su médico Existen pruebas sanguíneas capaces de indicar si la mujer embarazada ha tenido o no rubéola y es por lo tanto inmune o si pudieran surgir problemas durante la gestación.