Lun. Sep 27th, 2021

lesion del tobilloLos ligamentos son tejidos que unen los huesos de las articulaciones para darles estabilidad durante sus movimientos. Cuando el tobillo sufre una torcedura grave, tiene que ceder el ligamento o el hueso.

Si ceden los ligamentos, pueden sufrir estiramiento (luxación), desprendimiento de una o varias de sus inserciones en el hueso (esguince) o desgarramiento (ruptura). Si los ligamentos no ceden, inevitablemente lo hace uno de los huesos cerca de la articulación (fractura).

Las luxaciones, los esguinces y hasta algunas fracturas menores responden satisfactoriamente al tratamiento casero. Incluso algunas rupturas de ligamentos pueden curarse sin mucha atención médica.

La atención inmediata del médico sólo hace falta cuando la lesión es lo bastante grave como para haber causado una fractura evidente cerca del tobillo o una ruptura completa de un ligamento. Esto lo denota cualquier articulación deformada cuyo movimiento sea anormal. Son comunes las fracturas por caídas desde alturas considerables o por accidentes de automóvil o de bicicleta, no tanto las luxaciones del tobillo al andar o correr.

El típico esguince del tobillo produce inflamación encima o aproximadamente cinco centímetros adelante y abajo de la protuberancia ósea en la cara externa. El esguince común no necesita reposo prolongado, férulas ni radiografías. Salvo en el caso de deformidades ostensibles del tobillo, que sugieren una fractura grave, el tratamiento casero debe iniciarse cuanto antes.

Es difícil la detección de cualquier daño en los ligamentos inmediatamente después de la lesión, debido a la voluminosa inflamación; como es más fácil examinar debidamente el pie una vez que ha cedido la inflamación, y como se pueden dejar en reposo las fracturas sencillas y las rupturas de ligamentos sin agravarlas, no hace falta salir de carrera al consultorio.

El dolor “dice” lo que procede hacer con una lesión del tobillo. Si al niño le duele un movimiento, que no lo haga. Pero si el dolor le impide apoyarse en el tobillo más de 24 horas, es indispensable consultar al médico. La hinchazón no es un buen indicio para saber cómo tratar una lesión del tobillo. Las luxaciones y las rupturas de ligamentos generalmente se hinchan pronto, porque hay hemorragia hacia los tejidos circundantes.

La piel adquiere un color azul negruzco en la zona de la lesión debido a la ruptura de circulación de la sangre. Por el volumen de la hinchazón no se distinguen las luxaciones de los desgarramientos y las fracturas. En los casos de fractura del tobillo, la hinchazón es considerablemente menor que una luxación. El tratamiento casero es adecuado para todas las lesiones del tobillo, excepto algunas fracturas y rupturas completas de ligamentos.

Por Atomico