Mié. Sep 22nd, 2021

bebe oyeUNAS investigaciones recientes confirman que al feto le afectan muchas más cosas que la dieta alimenticia de la madre, los medicamentos que tome o si fuma o no. El feto también oye lo que su madre escucha y, por lo visto, eso es algo que le afecta.

Veamos un ejemplo real: El director de música dela Orquesta Filarmónicade Hamilton (Ontario, Canadá) comentó que, cuando era más joven, había varias partituras que le resultaban extrañamente familiares mientras las ensayaba, a pesar de que jamás las había visto, y, además, siempre era la parte del violonchelo la que le resultaba misteriosamente familiar.

Se lo contó a su madre, una violonchelista profesional, y esta le preguntó los títulos de las piezas que estaba ensayando. Al decírselos, se resolvió el misterio. Esas eran justo las piezas que ella estaba ensayando cuando estaba embarazada de él.

Según la columnista Erma Bombeck, recientemente una revista médica británica se ha referido a un problema al que denomina “adicción del feto a los seriales de televisión”. Desde el vientre de su madre, algunas criaturas se están haciendo adictas a los seriales de televisión que su madre sigue. “Ojalá hubiese sabido esto cuando estaba embarazada de mis hijos —comenta Bombeck—. No me hubiese apartado de ‘Los Walton’”, un programa de televisión muy sano emitido hace unos años. Ella añade: “No es de extrañar que tengamos hijos que con dos años ya quieren que se les horaden las orejas, con nueve, concertar citas y con trece, disponer de su propio apartamento”.

Por Atomico