Paro Cardiorespiratorio

El Paro Cardiorespiratorio (PCR) es un cuadro clínico, caracterizado por la detención súbita de la función cardíaca y respiratoria, comprometiendo se­riamente la función nerviosa. Es un acontecimiento que ocurre en una perso­na con o sin enfermedad cardíaca y/o respiratoria previa, pero cuya muerte no se esperaba en ese momento.

El cese brusco de la función cardíaca y de la función respiratoria, compro­mete rápida y seriamente la irrigación de todos los tejidos del organismo, fundamentalmente del cerebro. El cerebro no puede dejar de recibir oxígeno (O2) ni nutrientes (glucosa) en ningún instante, y si deja de recibirlos por escasos segundos, hay daño cerebral; sin embargo para que este daño cere­bral sea irreversible se requiere de hasta 4-6 minutos de privación total de oxígeno (O2). Por lo tanto, las maniobras de reanimación deben ser iniciadas lo más pronto posible, caso contrario el paciente difícilmente sobrevivirá, y si sobrevive es muy probable que quede con secuelas neurológicas permanen­tes.

El Paro Cardiorespiratorio consta de dos eventos, clínicamente distinguibles:

  • El Paro Cardíaco.
  • El Paro Respiratorio.

Siempre ocurre primero uno de los dos, es decir, primero cesa la función cardíaca y esto hace que cese la función respiratoria y viceversa, pero esto ocurre en segundos, de tal manera que cuando aislamos al paciente ya se habrá establecido el Paro Cardiorespiratorio.

CAUSAS DEL PARO CARDÍACO

  • Cardiopatía coronaria: Infarto agudo de miocardio e isquemia miocárdica.
  • Arritmias.
  • Drogas
  • Contusión miocárdica
  • Electrocución.

CAUSAS DEL PARO RESPIRATORIO.

  • Hipoxemia severa
  • Obstrucción aérea.
  • Embolia pulmonar.
  • Ahogamiento.
  • DIAGNOSTICO DEL PARO CARDIORESPIRATORIO.

El cuadro clínico se caracteriza por lo siguiente:

  • Pérdida de Conciencia: Se manifiesta porque el paciente no responde a los estímulos.
  • Pérdida de la Función Cardiaco: Se manifiesta por la ausencia del pulso carotideo o pulso femoral. En otras palabras no hay latidos cardíacos.
  • Pérdida de la Función Respiratoria: Se manifiesta porque no se perci­ben respiraciones en el paciente.

Además hay otros signos inespecificos:

  • Coloración de la piel (palidez y luego cianosis)
  • Midriasis (dilatación de las pupilas)