Por qué La diabetes causa dolor debajo de las axilas

Las personas con diabetes a menudo sufren daños en su sistema nervioso, especialmente aquellas personas que tienen dificultad para controlar sus niveles de glucosa en la sangre a través del tiempo. Si tienes diabetes y dolor en las axilas, puede indicar que tienes una complicación llamada neuropatía.

Función
La neuropatía periférica es padecida por un 70 por ciento de las personas con diabetes, y puede causar dolor en las axilas o en otras partes de tus brazos, manos, piernas o pies. Los científicos todavía están investigando cómo los altos niveles de glucosa en la sangre y otros trastornos metabólicos causados ​​directamente por el daño nervioso de la diabetes. Indirectamente, la diabetes daña los vasos sanguíneos que alimentan los nervios. Las condiciones tales como el síndrome del túnel carpiano y el estilo de vida (tabaco y alcohol) se pueden combinar con la neuropatía periférica contribuyendo a los síntomas de dolor.

Identificación

Puedes sentir las sensaciones de dolor que van desde una axila con un palpitante ardor. O por primera vez puede sentirse hormigueo o entumecimiento, en una menor persistencia en el tiempo y, a menudo con más frecuencia en la noche. Los pies y las piernas se ven afectadas por la neuropatía periférica antes de que los brazos y las manos, los médicos le revise los pies. El médico diagnostica síntomas de neuropatía periférica basándose en la presencia o ausencia de otros factores contribuyentes y el examen físico. Este examen incluye una comprobación de los signos vitales, los reflejos y la sensibilidad al tacto, especialmente en los pies.


Recomendaciones
Para aliviar y prevenir el empeoramiento del dolor, mantén los niveles de glucosa en la sangre lo más cerca posible de lo normal. Protege tus pies, examinar visualmente las lesiones a diario o al menos semanalmente, solo o con la ayuda de tu pareja o padres. También pide que tu médico te haga una revisión completa al menos una vez al año para ver si hay algún cambio en la neuropatía periférica global.

Tratamiento
Compresas frías o calientes pueden aliviar el dolor en las axilas. Ayuda mucho las cremas de capsaicina tópica, parches de lidocaína, nitrato de aerosoles, el ácido alfa-lipoico y el aceite de onagra también pueden ser eficaces. Los médicos pueden recetar antidepresivos, anticonvulsivantes, opioides, si el dolor es severo. Los investigadores también están estudiando la estimulación eléctrica del nervio, terapia magnética, y el láser o terapia de luz.

Advertencia
El dolor en las axilas causado por la diabetes puede significar que los nervios en otras zonas del cuerpo también estén dañados. La pérdida de la sensibilidad en las piernas, sobre todo, puede conducir a una lesión y la infección no detectada. Muchas veces es  una causa importante para realizar amputaciones relacionadas con la diabetes, pero no te asustes ya que pueden prevenirse.