Vie. Sep 24th, 2021

Hemos realizado dos artículos anteriores relacionados a los motivos de porque su bebé llora. Hablamos de hambre, succión, necesidad de cariño, aburrimiento, cansancio, sed, pañales sucios y calor y frio en el bebé.
Un motivo muy común del llanto en su niño pequeño es causado por los nunca queridos “cólicos del lactante”.
Numerosas teorías han sido propuestas para tratar de explicar qué causa el cólico, incluyendo una que sugiere que se deben a espasmos musculares que afectan al intestino, dando lugar a dolores como calambres después que el bebé se haya alimentado.
Sin embargo, hay poca evidencia a favor sobre ninguna teoría, por lo que es difícil indicar  la casusa exacta de este malestar físico que aqueja a tantos bebés y por ende a sus padres. 
Hay un montón de cosas que pueden probar si su bebé tiene cólico, aunque las investigaciones que han llevado a cabo no demostraron eficientemente que técnica elimina el dolor que sufre el bebé.
Sin dudar el mejor consejo que puede tomar como válido es el de disponer de un pediatra de cabecera quien tendrá el historial médico de su niño recién nacido. En el caso que el bebé tome leche de formula, algunos pediatras recomiendan cambiarla por leche de soja o una fórmula que no contenga ningún tipo de grasa animal. Un pequeño porcentaje de bebés con cólico puede tener una alergia o intolerancia a la proteína de la leche de vaca y eliminarlo de su dieta puede ayudarlo a mejorarse pero lo recomendable siempre es  hacer esto con la orientación de un médico de cabecera, pediatra o asistente sanitario. Otros tipos de fórmulas especiales que se utilizan a veces para los bebés con cólicos incluyen hidrolizado de caseína, leche baja en lactosa (la lactosa es el azúcar de la leche) y las fórmulas a base de soja.
Se aconseja también para los bebés que se alimentan sólo con leche materna, es eliminar la leche de vaca de la dieta de la madre.
Así también puede recetarle gotas antiespasmódicas que contengan “simeticona” para que su bebé no sufra tanto por culpa de los calambres intestinales.
Algunos padres adicionan otras técnicas a las del doctor, como por ejemplo que pasean a sus bebés en el automóvil, como una cuna con vibración puede calmar a su bebé. El ruido de fondo tranquilo puede ayudar a algunos bebés , algo así como una aspiradora, lavadora o un reloj.
Usted podría intentar darle un masaje a la pancita del bebé, debe utilizar aceite o crema destinada específicamente para la piel sensible de su niño. El médico de cabecera le indicará que tipo de crema puede utilizar para el masaje y que sean seguras para su bebé.
Los pro bióticos son microorganismos, generalmente bacterias, que a veces se utilizan para aliviar los problemas intestinales en adultos. Un estudio encontró que un tipo particular de pro bióticos reduce significativamente el llanto en los bebés amamantados y que sufren de cólicos.
Si con todos estas recomendaciones usted no logra calmar el llanto de su bebé por causa del cólico, es mejor que acuda a su médico de cabecera. Acérquese a los profesionales médicos para que puedan proporcionarle la ayuda que su bebé necesita. Como padres estamos obligados a velar por el bienestar de nuestros hijos.

Por Atomico