Dom. May 15th, 2022

cocina sin accidentesEl fuego, el gas, los electrodomésticos, los detergentes y los utensilios punzantes y cortantes, son un constante peligro para los niños dentro de la cocina, cuado aquellos no están protegidos.

Los niños en su afán de investigación y de colaboración en las tareas domésticas pueden accionar los utensilios y causarse heridas.

Uno de los mayores peligros que existe en la cocina es el fuego. Muchos incendios domesticos empiezan ahí. Un simple fósforo o una chispa eléctrica puede causar un incendio. Por eso tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No colocar adornos ni colgaduras en las ventanas cuando éstan cerca de los fogones.
  • No dejar cerca del fuego recipientes con aceite. Fósforos u otros productos inflamables.
  • Alejar de los fogones papeles, bolsas de plástico, trapos, manteles y otros objetos susceptibles de incendiarse.
  • Mantener limpias y desengrasadas las sartenes y otros utiles de cocina.
  • No dejar una sartén con aceite en el fuego sin vigilancia.
  • Adecuar el tamaño del quemador al de la sartén; una sartén pequeña puede incendiarse en un quemador muy grande.
  • Tener un pequeño extinguidor en la cocina.

Sufrir quemaduras está dentro de los riesgos de trabajar con fuego, actividad que se desarrolla con frecuencia en la cocina. Pero las quemaduras, como la mayoria de los accidentes, no son debidas al azar, sino que suelen ser consencuencia de las prisas y el exceso de confianza con que a veces se llevan a cabo las labores culinarias. Para prevenir las quemaduras:

  • Maneje con cuidado los recipientes cuyo contenido esté caliente y mantenga limpio y seco el suelo de la cocina; un resbalón podría hacerle volcar el recipiente sobre su cuerpo.
  • Los recipientes han de tener asas firmes. Utilice agarraderas para asirlos.
  • Procure que las sartenes estén bien secas antes de verter en ellas aceite para freír. La mezcla de agua con aceite puesta al fuego produce salpicaduras ardientes que saltan fácilmente al rostro y a los ojos.
  • Cubra los alimentos puestos al fuego, especialmente aquellos que tienen tendencia a salpicar.
  • Si bien los electrodomésticos aportan rapidez, constituyen también una fuente de accidentes, si se manejan sin prestar atención. Manejar un electro- doméstico en malas condiciones o con las manos mojadas puede dar origen a una descarga eléctrica. Por consiguiente, es recomendable tener cuidado.

Evite accidentes con el gas

El gas es otra importante fuente de accidentes y conflictos, cuyas repercusiones pueden ser catastróficas. Es de sobras conocido que un escape de gas puede causar una explosión con derrumbe, no ya de la vivienda familiar, sino de todo el edificio, Por esta razón, con el gas es necesario que extremar las medidas de precaución.

El gas doméstico suele tener un olor inconfundible. Ese olor característico se lo añaden los fabricantes con la finalidad de que los escapes puedan ser detectados. Si en algún momento nota usted que su cocina huele a gas:

  • Abra enseguida puertas y ventanas.
  • No encienda fósforos ni mecheros.
  • No accione el interruptor de la luz; la pequeña chispa que se produce al conectar la red eléctrica basta para producir una explosión
  • Cierre todas las llaves de las conducciones de gas.
  • Avise inmediatamente a los bomberos.
  • Evite cocinar con puerta o ventanas cerradas.

Por Atomico