Mié. Sep 22nd, 2021

Se define Hipertensión Arterial a la Presión Arterial Sistólica > 140 y Diastólica > 90 mm Hg.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Sociedad Internacio­nal de Hipertensión Arterial (1999) y el VI Comité Nacional Conjunto para la Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Hipertensión Arterial en los EE.UU. (1998) han coincidido en la clasificación de la presión arterial.

CLASIFICACIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL PARA ADULTOS MAYORES DE 18 AÑOS (*)

(*) No tomando drogas antihipertensivas y tampoco durante enfermedad aguda. Cuando los valores de las presiones sistólica y diastólica caen en diferen­tes categorías, se debe escoger la categoría más alta para clasificar el estadiaje de Presión Arterial del paciente, por ejemplo: 160/92 mm Hg. debería ser clasificado como Hipertensión grado II, y 174/100 mmHg. de­bería ser clasificado como Hipertensión grado III.

La Hipertensión sistólica aislada es definida como la (PA) sistólica. > 140 mm Hg. y la PA diastólica < 90 mm Hg. por ejemplo:

170182 mm Hg. es definida como Hipertensión sistólica grado III. El diag­nóstico de hipertensión debe estar basado en la medición promedio de 2 ó más lecturas tomadas en 2 ó más visitas después de una medición inicial.

 ¿CUAL ES EL TRATAMIENTO PARA LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL?.

La Hipertensión Arterial es una enfermedad que en la mayoría de pacien­tes no tiene cura definitiva, sin embargo con un tratamiento adecuado es posible controlarla, manteniendo su valor lo más cercano posible al rango de normalidad.

El tratamiento de la HTA tiene como objetivo evitar el daño de los llamados «órganos blanco» (corazón, riñones, cerebro, ojos) y consta de dos pilares fundamentales: la modificación de los estilos de vida y el tratamiento farmacológico.

MODIFICACIONES EN EL ESTILO DE VIDA:

  • Perder peso, si la persona tiene sobrepeso u obesidad.
  • Limitar la ingesta de alcohol a no más de 30 ml de etanol por día, 0 15 ml de estanol por día para las mujeres y los hombres de bajo peso.
  • Realizar actividad física aeróbica (30 a 45 minutos por día por 5 días de la semana).
  • Reducir la ingesta de sodio a no más de 2,4 g. de sodio ó 6 g de cloruro de sodio (sal) al día.
  • Mantener la ingesta adecuada de potasio (plátano, naranja) aprox. 90 mm. al día.
  • Mantener la ingesta adecuada la calcio y magnesio diariamente y,
  • Dejar de fumar y reducir la ingesta de grasas saturadas y colesterol en la dieta, necesario para mantener una salud cardiovascular.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:

La decisión de iniciar el tratamiento farmacológico requiere la considera­ción de varios factores:

  • El grado de elevación de la Presión Arterial.
  • La presencia de daño en (órgano blanco)
  • La presencia de enfermedad cardiovascular.
  • Presencia de otros factores de riesgo: tabaquismo, obesidad, Diabetes Mellitus, edad mayor de 60 años, sexo (hombres y mujeres post­menopáusicas), historia familiar de enfermedad cardiovascular (muje­res < 65 años y hombres < 55 años).

Las 6 principales clases de drogas usadas en el mundo para el tratamien­to de la hipertensión arterial son: diuréticos, betabloqueadores, calcioantagonistas, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina II y los bloqueadores alfa adrenérgicos. Todas ellas disminuyen la presión arterial efectivamente, aunque tienen diferencias importantes en los efectos secun­darios.

Se debe iniciar el tratamiento con dosis bajas, titulando las dosis en un esquema que dependa de la edad del paciente, de sus necesidades y de la respuesta del tratamiento. La formulación óptima debe proveer una eficacia

de 24 horas con una dosis diaria, con al menos un 50% del efecto pico a las 24 horas del tratamiento.

Finalmente, existe evidencia contundente que la reducción de la presión arterial con fármacos, disminuye la morbilidad y la mortalidad. La protección de la terapia farmacológica antihipertensiva se ha demostrado para los acci­dentes cerebrovasculares, eventos coronarios, insuficiencia cardíaca, pro­gresión de la enfermedad renal, progresión a hipertensión más severa y a la mortalidad por todas las causas.

Por Atomico