Quemaduras y sus tratamientos

Se llaman quemaduras a las lesiones de la piel, producidas por calor o fuego (quemaduras térmicas), sustancias corrosivas (quemaduras químicas), acción de la electricidad (quemaduras eléctricas).
Las quemaduras, cualquiera que sea su causa, pueden ser de tres grados:

quemaduras De primer grado
Generalmente este tipo de quemaduras, las produce el sol, el vapor de agua, el agua caliente. La piel se enrojece y decolora, en la superficie, duele y se hincha ligeramente el área afectada, no se forman ampollas.

quemaduras De segundo grado
Son causadas por el intenso sol (playa, desierto), líquidos muy calientes, productos químicos (ácidos), estas quemaduras son muy profundas ya que dañan los vasos sanguíneos. Presentan ampollas, hay enrojecimiento de la piel. El área afectada dolerá bastante y se hinchará, además de que la piel afectada adquirirá un color oscuro. Si la quemadura se extiende por más de un 15% del cuerpo, deberá de ser tratada como una lesión grave (de tercer grado)

quemaduras De tercer grado
Son las más graves y afectan a los tejidos profundos de la piel y la grasa acumulada bajo ella.
Generalmente son producidas por agua caliente, llamas, electricidad y no habrá dolor debido a que se destruyen los nervios existentes bajo la piel. Cuando está afectado más del 50% del cuerpo, es muy probable que la víctima muera.
Nota: La gravedad de las quemaduras dependen de tres factores fundamentales:
·         La edad del accidentado.
·         La extensión.
·         La localización de las quemaduras.

Tratamientos para las quemaduras
Aliviar el dolor sumergiendo la parte afectada en agua fría.
Si la quemadura se localiza en un área de roce, poner una compresa seca.< /span>
Cubra con gasa de tela adhesiva (unte la gasa con un poco de crema antibiótica, para que no se pegue en la herida afectada).
Si las ampollas fueran muy voluminosas, numerosas, se deberá prevenir las posibilidades de shock o de infección, y en seguida trasladar a la persona accidentada a un hospital.