Transformar una maceta sencilla en una llena de color

¿Cansada de ver las macetas iguales? ¿No te aburre un poco que todas sean marrones o de colores pálidos? ¿Vas a comprar y no encuentras lo que buscas o están fuera de presupuesto?

Aquí hay una guía sencilla para que transformes una maceta sencilla y aburrida en una base llena de color y original.

Lo que necesitas:

  • Una maceta de plástico
  • Una lija suave
  • Pintura para el fondo de la maceta
  • Pintura en sraoy del color deseado
  • Una plantilla con alguna figura decorativa que nos guste
  • Un pincel pequeño
  • Pintura para la figura decorativa

Pasos:

Lija suavemente toda la superficie de la maceta de plástico.

Limpia la superficie y aplica la pintura para el fondo que elegiste

Deja secar y vuelve a pintar para darle uniformidad al color

Dibuja con lápiz y sin remarcar mucho el motivo que usaremos para decorar con la plantilla

Pinta delicadamente el motivo con la pintura elegida y un pincel pequeño

Deja secar y ya tienes tu maceta original

También puedes dibujar figuras libres o pintar con franjas de colores la maceta completa

Inspirate y convierte tu jardín marrón en un jardín colorido y vivo

Fuente: http://lifeonthebalcony.com/