Viajar a Túnez

Túnez está a tan sólo 1h 30 de Barcelona y 2 horas de Madrid. Esta característica proporciona a Túnez la ventaja de la mejor relación exotismo/distancia. Túnez ha sido crisol de culturas a lo largo del tiempo: fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, turcos, españoles y árabes dejaron su huella en estas tierras. Gracias a la diversidad de su paisaje y de su oferta, Túnez es un paraíso para los amantes de los deportes (especialmente los del golf), para los que disfrutan del arte y la cultura, para los aventureros y para los que desean descanso y bienestar, para los turistas de luna de miel y para los viajes de congresos incentivos.
Túnez posee la más refinada infraestructura hotelera del sur del Mediterráneo con una relación calidad/precio muy competitiva y con la presencia de varias cadenas hoteleras españolas. La amabilidad de los tunecinos y su espíritu comunicativo y abierto invitan al viajero a integrarse y a compartir sus actividades cotidianas. Túnez ofrece al visitante una variada cocina mediterránea elaborada con productos naturales del mar y de la tierra. El ambiente sereno que prevalece en Túnez hace que los visitantes experimente un sentimiento de seguridad que les incita a apreciar las riquezas del país y desear volver para descubrir todas sus otras facetas.