Vie. Sep 24th, 2021

Se trata sencillamente  de un aceite o crema diseñado para detener la deshidratación y actuar de barrera contra los elementos externos. Por lo tanto, ¿Por qué es tan difícil encontrar el hidratante adecuado cuando el mercado está saturado de ellos? Bueno, esa es la cuestión. Hay demasiadas posibilidades de elección y muy poca o casi nula comprensión de las posibilidades y limitaciones de los productos disponibles.

De los miles de productos nuevos de belleza que cada año se lanzan al mercado solo uno o dos es posible que merezcan que cambie usted su marca actual por ellos.  Es frecuente que en los envases de los hidratantes encuentre un montón de pseudociencia que tiene la intención de impresionarlos, confundirnos y deslumbrarnos, siendo que los ingredientes de un autentico hidratante son muy sencillos: agua, emoliente para conservar el agua, un hidratante que absorba y retenga el agua y puede que alguna clase de protección solar.

Cuando te aplicas un hidratante en la piel, el agua se evapora, dejando el aceite en la superficie de la piel lo que hace que esté más elástica e hidratada. Todo eso se lleva a cabo en el nivel superficial. No hay humedad alguna que cruce la piel hasta llegar a las capas profundas de la misma o las células.

El trabajo principal de un hidratante es proporcionar un escudo adicional de protección que retenga la humedad que ya tiene la piel. La hidratación de la piel se produce en la profundidad de sus capas más bajas en las que no puede penetrar ningún hidratante.

Si tu hidratante tiene FPS, no necesitas otro en tu base de maquillaje, los protectores solares químicos funcionan al ser absorbidos por la piel y por ellos son demasiados los productos químicos que aumentan la sobrecarga innecesaria.

 

Por Atomico