Jue. May 16th, 2024

Ventajas de la duela vinílica

¿Estás buscando una forma de mejorar tu hogar? Entonces la duela vinílica puede ser la solución perfecta. La duela vinílica ofrece una variedad de ventajas y una estética moderna, lo que la hace ideal para prácticamente cualquier ambiente.

Instalar duela vinílica en tu hogar no es tan difícil como parece, con el proceso adecuado de preparación. En este artículo, te mostraremos todos los pasos que debes seguir para instalarla con éxito. Desde las ventajas de la duela vinílica hasta la preparación del área de trabajo y el corte de la duela, aquí tendrás toda la información que necesitas.

Pasos para instalar la duela vinílica

La instalación de duelas vinílicas en el hogar es un proceso fácil y no requiere demasiado tiempo. Si bien se recomienda realizar la instalación con la ayuda de un profesional, aquí hay unos pasos básicos para guiarlo en el proceso.

La primera etapa es preparar el área de instalación de la duela. Esto significa planchar el área de la habitación con una plancha. Después de planchar, elimine los orificios y los desniveles con un mortero de autonivelación. Esto ayudará a crear una superficie plana y nivelada.

Luego, asegure las duelas a la subbase. Esto se puede hacer utilizando cinta adhesiva especial para duelas o utilizando clavos de aluminio. Dependiendo del material de la subbase, un profesional podría recomendar un material de adhesivo específico.

Después de sujetar la duela a la subbase, aplique una capa de sellador. Esto ayudará a asegurar la instalación y a preservar la apariencia y la calidad de la duela vinílica.

Luego, instale el protector de moqueta y los perfiles de esquina y seguro. Esto ayudará a evitar que la duela se deslice o se dañe fácilmente. Por último, limpie la instalación para eliminar el polvo y la suciedad. Y listo, ¡su instalación de duelas vinílicas está completa!

Preparación del área

Lo primero que debes hacer antes de instalar la duela vinílica es preparar la superficie donde se colocará. Lo mejor es asegurarse de que esta superficie esté limpia, lisa, plana y libre de cualquier material extraño. Si estás colocando la duela encima de suelo antiguo, asegúrate de que esté y limpio antes de colocar la nueva. Si estás colocando la duela encima de un suelo desnudo, primero construye una base de la tabla. Esto significa instalar paneles de contrachapado para que la duela vinílica se encuentre lo más plana posible y con una buena transición entre cada superficie.

Marcado de líneas de referencia

El marcado de líneas de referencia es un paso importante en la instalación de duelas vinílicas. Es importante que antes de comenzar a instalar las duelas, asegúrese de marcar una línea de referencia clara y visible para guiar el alinear las piezas. Una línea de referencia debe ser paralela a la pared más cercana. Haga esa línea con un lápiz. Asegúrese de que la línea sea lo suficientemente larga como para alinear la fila entera de duelas. Una vez que la línea esté marcada, está listo para comenzar a instalar las duelas vinílicas.

Corte de la duela

Cortar la duela vinílica para instalarla en los lugares adecuados puede ser un proceso complicado, especialmente si es la primera vez que realiza esta tarea. En este punto recomendamos que siga los siguientes pasos para asegurarse de que el corte sea preciso y seguro:

1. Medir el área del piso o lugar donde se desea instalar la duela vinílica.
2. Marcar los límites con un lápiz para indicar el lugar exacto donde realizar el corte.
3. Utilizar una herramienta como una sierra manual para realizar el corte.
4. Cortar la duela vinílica a lo largo de la línea de su marcação.
5. Verifique si el corte fue preciso y limpio antes de continuar con la instalación de la duela.

Es importante que siga estos pasos para garantizar un corte preciso y seguro que le permita completar la instalación de manera efectiva.

Colocación de la duela

Antes de comenzar con la colocación de la duela vinílica, prepare el área. Retire todos los muebles y alfombras y confirme que la superficie de construcción esté limpia y libre de polvo. Si está instalando la duela en un área irregular, recorte la duela para ajustarla.

Ahora, coloque la primera línea de duela, comenzando desde una pared y avanzando hacia la dirección opuesta. Asegúrese de que los cantos se unan para minimizar la apariencia de separación. Utiliza clavos de alto calibre para fijar la duela a la superficie. Sujételos a una distancia aproximada de 8-10 pulgadas.

Una vez que haya sujetado la primera línea, es hora de proceder con el área siguiente. Utilice un borde de espuma para unir la nueva línea de duela con la primera. Puede utilizar una herramienta como un martillo o una maza para golpear los bordes suavemente para que encajen entre sí.

Finalmente, aplique un sellador alrededor de los bordes de la duela para asegurar la instalación. Esto evitará que la vinilo se desprenda con el tiempo. Por último, disfrute de su nueva duela vinílica. Si bien el proceso de instalación puede ser un poco intimidante al principio, una vez que haya terminado, se sentirá orgulloso de su trabajo.

Sellado y limpieza de la duela vinílica

Una de las principales ventajas de la duela vinílica es que es fácil de limpiar y mantener sin necesidad de sellarla. Si bien es cierto que algunos tipos de duelas vinílicas no requieren ser selladas, hay muchas situaciones en las que el sellado es necesario para prolongar la vida y garantizar la apariencia de la duela. Antes de sellar un piso de duela vinílica, es importante asegurarse de que se haya limpiado correctamente para evitar daños en el sellador y para que el resultado sea óptimo.

Para limpiar la duela vinílica, se recomienda usar una aspiradora para eliminar cualquier suciedad, polvo y pelusa. Después de aspirar, limpie el piso con una solución de agua tibia y un detergente suave, utilizando un trapo suave para minimizar la acumulación de polvo y suciedad. Asegúrate de enjuagar el piso con agua limpia para evitar la formación de manchas blancas después de que el producto de limpieza se seque.

Una vez que la duela vinílica se haya limpiado correctamente, podrás comenzar el proceso de sellado. Dependiendo del tipo de duela vinílica, puede que necesites un sellador especial que esté hecho específicamente para ese tipo de piso. Por lo general, se recomienda aplicar el sellador con una esponja o un rodillo para obtener el mejor resultado. El sellador debe dejarse secar durante al menos 24 horas antes de usar el piso nuevamente.

Por Atomico