Sáb. Abr 13th, 2024

¿Alguna vez has querido tocar la guitarra como un profesional? Si es así, ¿sabes qué tipo de guitarra necesitas? Las dos principales categorías de guitarras son acústicas y clásicas, y cada una tiene sus propias particularidades. En esta guía, te explicaremos exactamente qué es lo que hace que estas guitarras sean diferentes entre sí, incluyendo partes, sonidos y usos, para que puedas encontrar el mejor tipo de guitarra para tus necesidades. Si estás listo para iniciar tus cursos de guitarra, no hay mejor lugar para empezar que por aprender las diferencias entre estos dos tipos de guitarras.

¿Qué es una guitarra acústica?

Una guitarra acústica es un instrumento de cuerda con una caja de resonancia y un mástil al cual se conectan seis cuerdas hechas de materiales como nylon o acero. Esto les da a los músicos la oportunidad de crear una variedad de tonos únicos. La guitarra acústica se puede tocar con los dedos o con un plectro. Estas guitarras varían desde el tamaño, forma y modelo, así como el sonido y la calidad. Las guitarras acústicas están disponibles en muchos estilos que van desde clásicas a modernas. Los cursos de guitarra también pueden ayudarlo a dominar el arte de tocar la guitarra acústica.

A diferencia de la guitarra clásica, la guitarra acústica no tiene mástil curvado. Esto significa que las cuerdas están más separadas entre sí, lo que le permite al músico encontrar fácilmente la nota deseada. Las cuerdas también tienen una menor tensión, lo que hace que sea más fácil para los dedos de los principiantes presionar las notas. Esto también permite al músico tocar con una gran variedad de estilos y técnicas. El sonido de una guitarra acústica es más fuerte que el de la guitarra clásica, lo que hace que sea perfecta para tocar con una banda o para usar en una actuación en vivo. Estas guitarras también son más versátiles, lo que hace que sean una excelente opción para todos los niveles de habilidad.

¿Qué es una guitarra clásica?

Una guitarra clásica es un instrumento de cuerdas que se remonta al siglo XVII y también es conocido como guitarra española. Esta clase de guitarra se caracteriza por tener una caja de resonancia en forma de media luna, lo que la hace fácil de identificar. Está hecha normalmente de madera, en particular pino, cedro y palisandro. El mástil de la guitarra clásica está hecho de palo de rosa, y los trastes tienen bordes redondeados para evitar dañar las cuerdas. Las cuerdas de la guitarra clásica están hechas de alambre de acero o nylon.

Las guitarras clásicas generalmente se usan para tocar música clásica, aunque también son muy populares entre los acordes y flamenco. Esto se debe a su sonido rico y cálido, que suele ser más profundo y suave que el de una guitarra acústica. La guitarra clásica también es más sensible al toque, lo que significa que los toques más suaves producen un sonido más suave. Esto hace que sea ideal para tocar música clásica y también le da al guitarrista la capacidad de tocar con más control y precisión. Además, la guitarra clásica tiene un cuerpo más pequeño que la guitarra acústica, lo que la hace muy cómoda de tocar. Para quienes deseen aprender a tocar guitarra clásica, existen excelentes cursos de guitarra en línea y en programas de vídeo para principiantes.

Cuerpo y madera

Los cuerpos y materiales utilizados en la fabricación de guitarras acústicas y clásicas difieren grandemente. Las guitarras acústicas tienen un cuerpo de madera, generalmente de pino, arce o caoba, mientras que las guitarras clásicas tienen un cuerpo de madera más tradicional, como cedro, abeto y ébano. El cuerpo de una guitarra acústica se construye para amplificar el sonido, mientras que el cuerpo de una guitarra clásica se diseña para aumentar la respuesta táctil. Esta diferencia de cuerpo y materiales le da a cada guitarra un tono único. Las guitarras acústicas tienen un tono más rico y lleno, mientras que las guitarras clásicas tienen un tono más brillante y penetrante. Al elegir una guitarra acústica o clásica, es importante tener en cuenta estas diferencias de sonido para encontrar el sonido que más le gusta.

Extraños y puentes

En general, las guitarras acústicas tienen diferentes formas y tamaños que las guitarras clásicas. Además, las guitarras acústicas tienen un puente para sostener las cuerdas. En contraste, las guitarras clásicas tienen un puente fijo sin ninguna forma particular.

Algunos puentes acústicos tienen una forma en forma de ocho, lo que les permite una mayor flexibilidad a la hora de ajustar el tono. Esta no es la única diferencia entre los puentes acústicos y clásicos, sin embargo. Por ejemplo, los puentes acústicos tienen una sección superior con una ranura para la púa, que no se encuentra en los puentes clásicos. Esto hace que sea más fácil para el músico cambiar entre diferentes acordes. Por otro lado, los puentes clásicos tienen una pequeña ranura en el lado, lo que ayuda a que las cuerdas se mantengan separadas.

Los puentes, tanto acústicos como clásicos, desempeñan un papel importante en la calidad del sonido de la guitarra. Por lo tanto, es importante que cada guitarrista elija el puente adecuado para sus necesidades musicales.

Tamaños

Aunque ambas guitarras tienen la misma forma general, sus tamaños pueden variar. Las guitarras acústicas son generalmente más grandes que las guitarras clásicas. Esto incluye el cuerpo de la guitarra, el mástil y las cuerdas. Esto es especialmente cierto con los tamaños de adultos. Las guitarras acústicas de adulto tienen una longitud total de entre 38 y 42 pulgadas (96,5 a 106,6 cm), mientras que las guitarras clásicas suelen tener entre 38 y 52 pulgadas (96,5 a 132 cm). Los tamaños infantiles suelen ser similares. Es importante tener en cuenta el tamaño de la guitarra al elegir una para que sea cómoda de tocar.

Tono

Uno de los aspectos más importantes a considerar cuando se trata de guitarras acústicas y clásicas es el tono. Las guitarras acústicas tienen principalmente un tono brillante y claro, y debido a su gran tamaño de cuerpo, puede ofrecer un sonido más profundo que una guitarra clásica. Por otro lado, las guitarras clásicas suelen tener un tono suave, profundo y cálido. Si eres un guitarrista que desea obtener sonidos versátiles, entonces una guitarra acústica puede ofrecerte sonidos tanto brillantes como profundos.

Por Atomico