Como auto-broncear tu rostro en casa

Usar autobronceador en el rostro puede ser la clave para obtener esa apariencia fresca, veraniega y delicada que todas desean, sin embargo, hacerlo en casa puede ser un poco intimidante, pues tememos no hacerlo de la forma adecuada y lucir poco natural.

Auto-broncear tu rostro en casa puede ser más sencillo de lo que parece, aqui te enseñamos como.

Prepárate: Comienza exfoliando tu piel suavemente, con alguna loción casera o comercial. Trata de utilizar algún exfoliante que no contenga aceites, pueste componente puede hacer que el auto-bronceador no se absorba adecuadamente. Con un humectante suave no grasoso, humecta zonas sensibles a la resequedad, como los laterales de la nariz y otros.

Hazlo suavemente: Utiliza fórmulas autobronceadores graduales, como el gel de Clarins. Con las manos limpias, mezcla una pequeña cantidad del producto en zonas que se broncean naturalmente al exponerte al sol: frente, pómulos, el punte de tu nariz y barbilla. Entonces, distribuye a partir de estos puntos hacia afuera. utiliza un toque ligero en los laterales de las aletas nasales y sobre el labio superior, pues estas zonas tienden a quedar más oscuras porque son más resecas. Utiliza el remanente de loción en tus dedos para dar un pequeño toque en la línea cercana al cabello y debajo de la quijada. Evita los párpados y cejas, pues suelen ponerse naranja. Lava tus manos inmediatamente al terminar.

Mantener el color: Puede tomar unas dos o cuatro aplicaciones de auto-bronceador para alcanzar el tono perfecto. Para preservarlo, evita el uso de retinoides y tratamientos contra el acne. En vez de ello, lava tu rostro con limpiadores suaves y asegúrate que tu piel esté siempre hidratada. Cuando estés lista para refrescar tu color, exfolia tu cara y comienza el ciclo de nuevo.

 

Fuente: Versión impresa de Allure, Julio 2011