Ventajas de utilizar un jabón natural

 

Un jabón casero o artesanal elaborado a base de compuestos cien por ciento naturales es perfecto para la aplicación de tratamientos terapéuticos para enfermedades dérmicas.

Las ventajas de utilizar este tipo de jabones es que están elaborados para problemas específicos de la piel, un tratamiento terapéutico a base de jabón puede rehidratar, reparar y restaurar tanto la piel como el organismo en general.

Un producto innovador y muy efectivo para el combate a los diferentes tipos de enfermedades y afecciones a los cuales la piel se encuentra expuesta a diario debido a los contaminantes que se encuentran en el medio ambiente.

Por ejemplo un jabón de leche de almendras es ideal para el cuidado del rostro de pieles delicadas.

Si quieres elaborar tu propio jabón, lo único que tienes que hacer es buscar una receta y los ingredientes necesarios para su fabricación, no es cosa de otro mundo, en internet se encuentran muchos sitios que te orientan en la forma más práctica de elaborarlo y te detalla el uso terapéutico de cada ingrediente.

Otra ventaja es el costo de fabricación que es mucho menor si lo comparamos con los precios en el mercado de los jabones comunes, que además de caros tienen compuestos químicos que podrían causar efectos secundarios que pueden dañar la piel.

Algunos ingredientes comunes para la fabricación de este tipo de jabones son: Aloe, Avena, Aceite de Oliva, Te Rojo y Rosa de Oriente todos fáciles de encontrar en el mercado.